larioja.com
Miércoles, 1 octubre 2014
llovizna
Hoy 13 / 23 || Mañana 13 / 26 |
más información sobre el tiempo

ARNEDILLO

Se trata de una casa del siglo XVIII para disfrutar de paisaje, aguas termales e icnita
05.02.10 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Casa Rural Peñalba
La casa cuenta con una fachada blanca, donde destaca la barandilla verde del balcón, de estilo historicista, además de la pequeña bodega para uso privado, excavada en roca y con arcos de ladrillo.
Algunos buitres sobrevuelan los peñascos calizos en el desfiladero del río Cidacos. La carretera atraviesa primero un peligroso túnel de roca en curva y luego otro paso más corto antes de llegar al puente de San Andrés, vigilado por el torreón del castillo, sobre el cementerio. Este puente de casi veinte metros de altura salvaba el río desde finales del siglo XVI, en el viejo camino que comunicaba las tierras altas de Yanguas y el valle de Arnedo, hasta la construcción de la carretera en el siglo XIX. Desde el puente continúa el camino a pie hasta la ermita mozárabe de la Virgen de Peñalba, nombre de la casa rural que asoma sobre los tejados del caserío blanco y escalonado de Arnedillo, volcado sobre el río termal y la carretera de arriba, que recorre comercios y restaurantes camino del balneario y de los pueblos y huellas de dinosaurios del Alto Valle del Cidacos.
Se trata de una antigua casa del siglo XVIII situada entre calles estrechas, la de Medio y los escalones de la Calleja del Conde, junto a un enorme blasón de los Íñiguez y González (1713). Fachada blanca que deslumbra por el sol de invierno, donde destaca la barandilla verde del balcón, de estilo historicista, elemento ornamental de hierro que permanece de la construcción original, además de la pequeña bodega para uso privado, excavada en roca y con arcos de ladrillo.
Nombres de peñas
El balcón se encuentra en la habitación principal, que tiene acceso por dos ventanales, desde donde se puede ver al norte el arco del puente de San Andrés. La casa dispone de cinco habitaciones, distribuidas en la primera y segunda plantas. Todas tienen en la puerta los nombres escritos en punto de cruz y hacen referencia a las peñas y montes que rodean el pueblo: Zopín y Peñalmonte; La Encineta, Cornaz y Peña Isasa.
Para llegar a la casa rural se puede descender por la calle La Cruz, desde el puente hasta la Yasa y seguir hacia la plaza. Otra posibilidad es continuar por la carretera hasta el consultorio médico, donde se indica la dirección de la Oficina de Turismo y el Museo, por el antiguo lavadero rehabilitado, hasta la plaza de la iglesia y del Ayuntamiento.
Enfrente de la casa está el acceso a la Senda del Agua, que recorre un camino de interpretación que discurre por la ribera del río, entre tamarindos, un antiguo trujal, huertas, regaderas y las pozas termales, donde los bañistas disfrutan de cálidas temperaturas que contrastan con los 2 grados de la mañana.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
pliega/despliegaLo más comentado
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.