larioja.com
Miércoles, 22 octubre 2014
claros
Hoy 13 / 25 || Mañana 12 / 23 |
más información sobre el tiempo

LAGUNILLA DEL JUBERA

El antiguo granero de la casa rural de Lagunilla, desde la que se dominan las peñas de Leza y del Jubera, se ha convertido en un espacio de ocio
17.12.10 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Casa rural Lagunilla
De momento, ésta es la última casa rural abierta en La Rioja durante el año 2010, y la primera en el Valle del Jubera, justo a las puertas de esta comarca olvidada por los servicios turísticos.
Desde Murillo de Río Leza continúa la carretera que discurre aguas arriba del río Jubera, entre campos de cereal, viñedos, olivos y almendros, hasta el barrio de Ventas Blancas. Aquí hay que desviarse por la derecha para seguir por el barranco del río Baún y pasar primero entre las bodegas familiares antes de llegar al pueblo, donde destaca la torre de la iglesia de San Andrés en el altozano.
Conviene preguntar antes de subir hasta la casa rural, ya que el acceso no es fácil. Hay una entrada por la derecha, a la altura de la ermita de Santiago y antes de llegar a la parada del autobús, que sube hasta el mirador de Santa Lucía y el balcón de San Andrés, en la plaza de la iglesia, donde sorprende un amplio espacio llano que ocupaban las antiguas eras de Palacio. Pero para llegar a la casa hay que tomar como referencia el Ayuntamiento, y después bajar por la calle de la Cárcel y luego por la calle Mayor hasta la nueva casa rural. La calle es estrecha, pero la casa es alta y soleada. Destaca el color rojo tierra de la fachada y los marcos claros de las ventanas. La puerta de la casa es una réplica de la original, de dos hojas, sin herrajes, bajo un balcón de forja.
Luisa y su familia ya conocían este lugar por unos amigos y decidieron comprar la casa para rehabilitarla y dedicarla al turismo rural, aunque los planes de reforma se dilataron algunos años.
Cinco habitaciones
Ahora se ofrece un alojamiento de alquiler completo con cinco habitaciones distribuidas en la entrada y en el segundo piso, mientras que los salones se reparten en el primero y en el desván. Además tiene una amplia terraza de dos niveles, sobre los tejados de las casas, a la que se accede desde el salón y la cocina. Dominan los colores claros en los muros de la escalera, verde y amarillo. Los dormitorios son sencillos, de paredes desnudas, techos de madera de chopo y algún mobiliario recuperado, como las antiguas puertas en los cabeceros de las camas. La sorpresa espera en el alorín abuhardillado, antiguo granero transformado en espacio de ocio y descanso, con mesa de billar y futbolín.
Por las ventanas de la casa y desde la terraza se observa el paisaje montañoso del entorno de las peñas de Leza y del Jubera, con reforestaciones de pino en las laderas. Desde aquí se puede remontar el valle hacia el castillo de Jubera y llegar hasta las Alpujarras riojanas, o seguir por la pista de la ermita de Villa Vieja hasta las aldeas despobladas de Zenzano y Villanueva de San Prudencio, asomadas sobre el Cañón del Leza.
En Tuenti
pliega/despliegaLo más comentado
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.