larioja.com
Sábado, 2 agosto 2014
tormenta
Hoy 16 / 25 || Mañana 14 / 26 |
más información sobre el tiempo

PEROBLASCO

En Peroblasco no se escuchan las campanas de la iglesia, sólo queda en pie el muro de la espadaña
26.02.10 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Casa Rural La Gloria
En la recuperada aldea de Peroblasco sobresale una casa rural que permite al viajero conocer un bonito rincón bañado por el Cidacos
En Peroblasco no se escuchan las campanas de la iglesia, sólo queda en pie el muro de la espadaña, que tiene pegada una placa con un poema titulado: ‘El paisaje que me dio el ser’, del poeta local Julio Fernández, como homenaje a los que sintieron y mantienen su amor por esta aldea. Ahora están empedrando la plaza, junto al solar de la iglesia, según la técnica tradicional con canto rodado, que representa una seña de identidad para sus vecinos desde el principio de su recuperación, en los años ochenta del siglo XX. En este lugar despoblado se organizaron entonces campos de trabajo internacionales para rehabilitar el empedrado original de sus calles.
A esta aldea de piedra, situada en un recodo del río Cidacos, en el antiguo camino de Arnedillo a Munilla, sólo se puede llegar cruzando el puente medieval de piedra caliza, arenisca y pizarra. Los coches se dejan en un pequeño aparcamiento a la entrada del pueblo y luego hay que andar por sus calles estrechas y empedradas para llegar a la casa rural La Gloria, siguiendo la dirección indicada por unos carteles de madera.
Aperos de labranza
Gloria es de Arnedo y Paulo, de Bilbao. Llegaron hace más de 20 años y se quedaron a vivir en Peroblasco. Compraron una casa de labranza y rehabilitaron las cuadras y el pajar. La fachada blanca mira hacia Arnedillo, a las ruinas de una antigua fábrica textil junto al cauce del río, en la otra orilla, debajo de la carretera.
La distribución de la casa mantiene el desnivel de las tablas o bancales que configuran el paisaje empedrado de la aldea. El salón y las habitaciones están decoradas con aperos de labranza, como el trillo de la mesa del salón, además de serruchos, guadañas, palas, rastrillos o tinajas. Destaca la artesa, en el dormitorio de abajo, utilizada a veces de cuna, donde también se conserva el arco de la entrada a la antigua cueva o bodega excavada en la roca. En las paredes hay fotografías del entorno y algunos carteles coloristas en acuarela del diseñador gráfico Jesús Ateca ‘Rufus’, uno de los promotores de la recuperación de Peroblasco.
Se trata de una casa de alquiler completo, para pequeños grupos de amigos, parejas y familias con niños que llegan a este lugar del Alto Valle del río Cidacos atraídos por las huellas de dinosaurios y las aguas termales de Arnedillo, además de la singular Fiesta del Humo, a finales de julio, que simboliza el esfuerzo de sus habitantes y vecinos por mantener su patrimonio y disponer de los servicios adecuados.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
pliega/despliegaLo más comentado
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.