larioja.com
Miércoles, 22 octubre 2014
sol
Hoy 8 / 18 || Mañana 6 / 24 |
más información sobre el tiempo

CASA RURAL HORMILLA

Disfruta de esta antigua casa de tres plantas en pleno valle del Najerilla
05.04.10 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Casa Rural Hormilla
Después de pasar Nájera, hay que salir de la Autovía del Camino para llegar al pueblo de Hormilla. A la entrada se deja el cementerio, junto al nuevo polígono industrial, y siguiendo la carretera que lleva hasta Ollauri, encontramos una carpa con el nombre de Casa Rural Hormilla.
Este mismo camino, por un paisaje suave entre viñedos, es el que luego atraviesa la llanura de las Ventas de Valpierre, lugar histórico de batallas y de paso de la calzada romana entre Briviesca y Tarragona, donde algunos historiadores localizan la mansión romana Atiliana.
Las casas de Hormilla se distribuyen sobre un cerro, por un laberinto de calles que comunican algunos espacios abiertos, como la plaza de la Constitución, con un par de casas tradicionales de piedra de sillar y ladrillo con forja en los balcones; la plaza El Paseo, donde se encuentran el Ayuntamiento y el Hogar, en un edificio moderno con soportales en arcos.
Un gran mirador recorre la iglesia de San Martín, desde donde se observan los huertos y el perfil de las montañas de la Sierra de Moncalvillo, el Serradero y las cumbres nevadas de La Demanda. En la calle Mayor se agitan al viento las banderitas de plástico de las últimas fiestas de agosto.
En la esquina con La Calleja, destaca una gran casa de piedra y con escudo de la familia de los Basaranes. Luego, en una placita que se llama El Rincón, descubro el busto del compositor José Fernández Rojas (Hormilla, 1933-2007), una escultura reciente firmada por Dalmati-Narvaiza.
Habitaciones con alcoba
De la casa rural destaca el mirador de madera que sobresale de la fachada de ladrillo. Es sin duda el elemento más singular de una antigua casa familiar donde se recuerda al abuelo Quico, y a Lauro y Águeda, padres del actual propietario. La casa de quedó para los fines de semana y el verano, hasta que el nieto Lauro y su mujer Nieves decidieron rehabilitarla para uso de casa rural.
Una casa grande de tres plantas que mira a los vientos que tienen por nombre las habitaciones: Norte, Solano y Cierzo, además del Mirador, que mantiene la misma distribución original de salita, dormitorio y alcoba. Destaca el trabajo de recuperación de las maderas, tanto de los suelos, con tarimas originales como de las vigas de roble en el salón, de las puertas de pino y los balaustres y barandillas de las escaleras.
Lauro y Nieves están satisfechos del resultado, tanto de la rehabilitación de la casa familiar como de la experiencia con los turistas. Aquí vienen grupos y familias, sobre todo de Cataluña, de Madrid y del País Vasco. Visitan bodegas en Haro y tienen a un paso la ruta de monasterios desde Nájera a San Millán de la Cogolla.
En Tuenti
pliega/despliegaLo más comentado
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.