larioja.com
Jueves, 28 agosto 2014
claros
Hoy 18 / 30 || Mañana 17 / 23 |
más información sobre el tiempo

planes

Una antigua casa de labranza, fechada en 1879, acoge una casa rural en Grañón situada en plena ruta jacobea
18.06.10 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Pausa de peregrinos
Antigua casa de labranza. Los propietarios detrás de la vieja puerta de la casa, el salón y una habitación. :: J.T.
Tiene este pueblo ese ambiente especial que transmiten los peregrinos que descansan sentados en la terraza del bar de Teo, en la calle Mayor, con sus prendas de colores y pies relajados, preparando las próximas etapas. Han dejado las botas de caminantes en el rellano de una ventana, en las escaleras de piedra que suben al albergue San Juan Bautista, una colección de calzados en varios idiomas.
En el comienzo de esta calle del Camino se encuentra la hermosa iglesia de San Juan, corazón del urbanismo jacobeo de Grañón, y recuerdo del primitivo monasterio. La calle empedrada pasa primero entre la puerta de la iglesia y la tienda de la Piedad, donde se pueden comprar ricas rosquillas; la plaza del ayuntamiento, el bar de Teo y la panadería y repostería artesana de Jesús ‘el Churrete’, antes de llegar a la casa rural.
Una calle larga que deja en ambas manos casas de dos plantas con fachadas de mampostería y sillería, entramados de madera y ladrillo o adobe, canes labrados en los aleros y algunos blasones.
Recibe la puerta borriquera de esta casa de labranza, que tiene aldaba, una fecha grabada en el herraje interior (1879) y una curiosa portezuela a modo de gatera que sirve ahora de buzón y antaño de despacho de medicinas desde la farmacia vecina. La familia de Fernando mantiene la vivienda en los pisos superiores, pero la planta baja se acondicionó para casa rural en el año jacobeo de 1999.
Antiguos corrales
La casa está situada entre las calles Mayor y Parrilla. Sorprende la amplitud de los espacios, sobre todo del salón, que permite pasar al fondo por un patio que da acceso al pajar y al pabellón, donde se guarda la maquinaria agrícola para trabajar las fincas de cereal. Un rincón con chimenea y mesa camilla, la cocina para los desayunos y la mesa del comedor ocupan los antiguos corrales de la casa, decorados con aperos de labranza entorno a una viga antigua de roble.
Uno de los dormitorios, el más grande, tiene ventana a la calle Mayor y se ve pasar a los peregrinos. La otra habitación está iluminada por la luz del patio.
En la casa descansan ahora peregrinos que van en bicicleta. La calle continúa en suave pendiente hacia el mirador, sobre los verdes campos de trigo y cebada que acompañan el Camino hacia Burgos.
Pero también hay otros lugares para entretener la pausa de los peregrinos, como la ermita y crucero de los Judíos o el entorno boscoso de la ermita de Carrasquedo. Antes de llegar al pueblo, sobre la nueva autovía en obras, asoma la Cruz de los Valientes, símbolo de una leyenda por un litigio sobre una dehesa de encinas entre los vecinos de Grañón y Santo Domingo.
En Tuenti
pliega/despliegaLo más comentado
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.