larioja.com
Viernes, 1 agosto 2014
sol
Hoy 12 / 31 || Mañana 14 / 28 |
más información sobre el tiempo

CASA RURAL EL REFUGIO

Ambiente hogareño en un entorno rocoso a sólo 15 minutos de la capital
31.12.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Casa Rural El Refugio
En Viguera no había ningún alojamiento para el turista, y en 1998 Julián y Sonia rehabilitaron su vivienda de nueva construcción para adaptarla a casa rural. En la calle del Horno, frente a la antigua panadería, muy cerca de la Plaza y del Mesón.
Niebla y sorteo de lotería me acompañan hasta Viguera. Antes de llegar a la Plaza de España se escucha en la radio el número del premio ‘Gordo’. Tres minutos después, mientras aparco el coche en el camino al Mirador de Peñueco, se canta el segundo premio. De la escuela llegan sonidos de niños que van pidiendo el aguinaldo por las casas del pueblo. La niebla escupe y el deshielo de la nieve en los tejados ha dejado las calles mojadas. Ambiente navideño que adorna la fachada de la casa rural y se respira más denso y cálido en el bar del Mesón El Refugio, donde los vecinos se resguardan del frío y siguen el resultado del sorteo por la televisión.
El mismo nombre para la casa rural. El Mesón fue anterior, desde 1972. Se trataba de asociar las dos actividades con el mismo nombre: El Refugio. Julián y Sonia lo tuvieron muy claro.
Dentro de la casa se transmite también ese calor de hogar, como en el Mesón. Abajo, el comedor ya está preparado para la cena de Nochebuena, junto a la chimenea. Arriba, tres dormitorios en la segunda planta y uno más en la tercera, todos con nombres de colores: azul, verde, amarillo y salmón. Nos asomamos a la terraza, que permite disfrutar de una hermosa panorámica del pueblo, de la iglesia de la Asunción, de la niebla, del perfil rocoso del entorno y del Cerro del Castillo.
Restos del castillo
Un pueblo de calles empinadas, estrechas, que miran desde lo alto el cauce del río Iregua que discurre encerrado entre las peñas rocosas camino del Ebro. Pueblo de entrada a la Sierra de Cameros desde el valle, que fue fortaleza defensiva de los árabes y luego reino cristiano durante 60 años, dependiente de Nájera. Lugar histórico vinculado también a la antigua vía romana de Varea a Numancia, por el camino viejo de Nalda a Viguera que entra en el pueblo por la calle La Calzada. De sus tiempos de castillo quedan en lo alto, mirando al Norte, restos de cortinas de murallas y de una torre circular de vigilancia, única que se conserva en La Rioja, según el historiador Moya Valgañón.
A este refugio estratégico, a 15 minutos de la ciudad y en ruta hacia las montañas de Cameros y el Parque Natural de Sierra Cebollera, llegan grupos de turistas que vienen a La Rioja desde Madrid y otras comunidades. La mejor experiencia de este trabajo son las amistades, buenas amistades que se fraguaron al calor del Mesón y que han llevado a los propietarios de la casa a asistir invitados a bodas de los hijos de sus clientes: en Valencia, en Ibiza, en Cádiz y en Sevilla.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
pliega/despliegaLo más comentado
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.