larioja.com
Viernes, 1 agosto 2014
tormenta
Hoy 16 / 30 || Mañana 17 / 26 |
más información sobre el tiempo

SANTURDE DE RIOJA

Imágenes de piedra y madera, de fuego y barro, de colores y flores secas, se muestran al entrar en esta casa con nombre de hongo de sabor exquisito
09.04.10 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Casa rural Edulis
Ana Montoya junto a la chimenea del salón. /J. Toledo
Fue la primera casa rural en Santurde de Rioja, a medio camino entre Santo Domingo de la Calzada y Ezcaray, en la margen izquierda del río Oja. Hace más de diez años Ana se planteó convertir el antiguo pajar de sus padres en un alojamiento rural, para vivir en su pueblo. Se había quedado sin trabajo y buscaba una alternativa laboral. Conocía la experiencia próxima de una casa rural en Ojacastro y pensó que Santurde también era un lugar adecuado para ofrecer este servicio. Así empezó un nuevo proyecto de vida.
Ana sabía perfectamente cómo quería que fuera su casa. Su experiencia como decoradora contribuyó al diseño y distribución de los espacios, buscando la armonía de colores y detalles, aportando la esencia de materiales recuperados, tanto del antiguo pajar como de derribos de otros edificios singulares. En el salón destaca la gran viga de madera de chopo y los muros de piedra de canto de río, que se rematan con una repisa de ladrillo viejo donde reposan objetos antiguos. La chimenea francesa y los colores suaves contribuyen a la sensación cálida y acogedora de la estancia principal de la casa.
Se ha conservado la estructura original de arquitectura popular y se han añadido piezas singulares. De un antiguo balneario llegaron las puertas de los dormitorios y la barandilla de la escalera; los radiadores son de época, procedentes del derribo de un edificio histórico. Abajo, en el salón, los suelos son de barro. Arriba, la tarima se suma a la calidez del ambiente. Un tragaluz aporta más luminosidad a la escalera y al distribuidor de las habitaciones abuhardilladas. Con el paso del tiempo, las paredes y zócalos de los dormitorios se han vestido con nuevos papeles pintados de dibujos y texturas de tela.
La entrada a la casa tiene una cancela acristalada que hace de cortavientos. Desde el salón se accede a la terraza-jardín, adornada de arbustos de madreselva y cubierta en parte por una trepadora de flores blancas. Es un lugar para disfrutar de la frescura en las tardes de calor. Ahora todavía es invierno y sobre la fachada de la casa se reparten las ramas desnudas de una parra de uva blanca; más tonalidades y sabores para después del verano. Enfrente, desde hace dos años, Ana tiene una nueva casa rural que aumenta la oferta de alojamiento y aporta un espacio común de asador y jardín para los turistas.
En Tuenti
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.