larioja.com
Miércoles, 22 octubre 2014
cubierto
Hoy 10 / 25 || Mañana 11 / 24 |
más información sobre el tiempo

CASA RURAL

A través de un viaje que es una lección de historia y geografía llegamos a una casa rural, con bar y restaurante
26.04.10 -
En Tuenti
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Casa Celtia: Desde la cambra
Adentro y afuera. Varias imágenes de la casa rural, en las que se puede apreciar su fachada, su salón y una de las habitaciones. :: J.T.
Casi cien kilómetros de viaje desde Logroño en ruta hacia el sur mediterráneo, atravesando campos de viñedos, almendros y olivos por la meseta del río Cidacos, antes de rodear la imagen de Turruncún, un conjunto ruinoso para escenario natural de un desastre, a la sombra de la Peña Isasa. De repente, al fondo, se adivina entre la bruma la figura enorme del Moncayo entre las carrascas de Villarroya y un paisaje amplio de tierra y manchas verdosas de cereal por las vegas del Linares y del Alhama y los nuevos balnearios de Grávalos y La Albotea.
Un viaje que es una lección de historia y geografía en estas remotas tierras que mantienen el testimonio de aquellos pobladores celtíberos y romanos en la fortaleza rocosa de la ciudad blanca de Contrebia Leucade, antes de llegar a nuestro destino. Un paisaje abierto entre cortados calizos de tonos amarillos vigilan las aguas del río caliente entre tímidos bosques de ribera que presentan sus nuevos brotes de temporada. Una pequeña ermita blanca asoma entre un cerro triangular teñido de verde sobre las casas de Aguilar del río Alhama.
Desván, alto o somero
Hay que atravesar la plaza, donde destaca un templete sobre la fuente, y continuar por la calle del fondo, camino hacia el paraje de Gutur, para llegar a la casa rural, bar y restaurante, todo en un mismo edificio de sillarejo y adobe enlucido de color tierra, entre dos calles. Abajo, una puerta de entrada a la casa y al comedor y otra para el bar. Las habitaciones se distribuyen en las dos plantas superiores y el salón en la más alta, en la cambra bajo el tejado. Hay que precisar que en Aguilar le llaman con este nombre al desván, al alto o al somero, fruto del rico léxico que se ha conservado en el pueblo y en la comarca del Alhama. Si miramos desde la habitación lila descubrimos a lo lejos, por encima de los tejados, algunos pajares de Inestrillas y la silueta rocosa de montes desnudos próximos a la Sierra de Alcarama; si miramos desde el salón, al otro lado, encontramos el sol de la tarde y las casas bajo las ruinas del castillo y la ermita románica de la Antigua.
Los cinco dormitorios tienen nombre de árboles: álamo, encina, ciprés, roble y haya, y colores diferentes: azul, beig, tierra, lila y amarillo. La decoración es rústica, con tejas pintadas y aperos de labranza colgados por la escalera. La casa fue vivienda familiar y tiene una antigüedad de más de 150 años. Un alojamiento especializado en la información y documentación sobre el yacimiento de Contrebia Leucade, ya que uno de sus promotores es arqueólogo y ha participado en algunas excavaciones del yacimiento.
En Tuenti
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.