larioja.com
Jueves, 24 julio 2014
claros
Hoy 15 / 30 || Mañana 15 / 31 |
más información sobre el tiempo

LA CASA

La Casa Arruti, situada en Nieva de Cameros, se abre al visitante en pleno monte de boj y roble camerano.
07.09.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Entre peñas y un castillo
En un atardecer de agosto la luz del sol resalta la belleza de las rocas calizas en un entorno verde de bosques de boj y robles, donde sobresale la puntiaguda Peña Zapatero y las ruinas de la torre fuerte en el cerro del Castillo.
Desde la casa rural Arruti, al final de una calle estrecha y empinada, se observa también la iglesia de San Martín, monumento histórico-artístico del siglo XVI, que guarda en su interior la esbelta talla románica de Santa María de Castejón, procedente del antiguo monasterio medieval próximo al pueblo de Nieva de Cameros.
Estamos en el monte. Desde las ventanas de la casa casi se tocan los prados y las vacas. Para llegar hasta la casa hay que subir por la calle principal hasta la plaza de Plácido Villanueva, junto a la fuente de cuatro caños fechada en 1865. Y continuar subiendo hasta lo más alto, antes de llegar a unos pajares. La casa lleva el nombre de la calle, dedicada a Francisco Arruti, soldado que murió en el llamado Desastre de Annual, en 1921, durante la Guerra del Rif, en Marruecos.
Antigua cuadra
Susana y Luis, navarros de la Ribera, conocían la sierra de Cameros porque les gusta la montaña y practicaban senderismo por el Parque Natural de Cebollera. También conocían al dueño de esta casa semiderruida, que se utilizaba de cuadra para guardar los caballos. Se decidieron a comprarla y tuvieron que hacer una rehabilitación completa con la idea de tener una casa en Cameros para los fines de semana y vacaciones. Luego se plantearon dedicarla al turismo rural, porque mantienen sus trabajos. La casa sólo se alquila completa y están a punto de cumplir un año.
La casa mantiene los muros de piedra y vigas de madera originales en la planta baja, donde se encuentra un amplio salón y comedor con cocina integrada y chimenea de hierro, sobre suelo de mármol. La escalera de madera, pegada a la pared, sube a las cuatro habitaciones distribuidas en el primer y segundo pisos, con un baño por planta. Dormitorios sencillos, muy luminosos, con suelos de tarima flotante, mobiliario que combina lo rústico y lo moderno, y diferentes colores en la paredes: naranja, morado, verde y azul. En la buhardilla, con acceso por una escalera casi vertical, hay un amplio espacio pendiente de definir para su posible uso turístico.
Cuando me marcho de Nieva, al anochecer, observo delante un sombra que cruza la carretera; al llegar al lugar veo a mi izquierda la silueta de una hembra de jabalí y varios rayones que le acompañan por un terreno pedregoso entre arbustos de boj. Una sorpresa. Estamos en el monte.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
pliega/despliegaLo más comentado
La Rioja

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.