Zoido responde a la banda: «No habrá ningún tipo de impunidad»

Zoido atiende ayer a los medios en Marrakech. :: efe/
Zoido atiende ayer a los medios en Marrakech. :: efe

El Gobierno advierte de que, pese a la disolución, perseguirá a los terroristas «allá donde se encuentren»

A. A. / M. V.

madrid / san sebastián. No importa cuántos mensajes de disolución quiera mandar ETA ni la forma en que escenifique el fin de seis décadas de actividad criminal. El Gobierno insistió este miércoles en que se mantendrá firme y en que perseguirá a los integrantes de la organización terrorista. «No habrá ningún tipo de impunidad», zanjó el ministro de Interior desde Marrakech poco después de hacerse pública la carta en la que la banda afirma que da por finalizado su ciclo histórico. «Antes y después de esté comunicado serán perseguidos allá donde se encuentren», continuó Juan Ignacio Zoido.

El titular del Interior recordó que el Ejecutivo no aceptará otra cosa que no sea la colaboración de ETA para resolver los más de tres centenares de crímenes terroristas que aún restan por esclarecer. «No basta con que se arrepientan», apostilló Zoido antes de comprometerse a que su departamento no escatimará esfuerzos en llevar a todos los miembros de la banda ante la justicia. «No volveremos jamás la cara ante estos terroristas ni nos pondremos jamás de rodillas. Tendrán que pagar por sus culpas», señaló el ministro. Zoido no dudó tampoco en acusar a ETA de mentir. Lo hace, justificó, porque no pone fin a sus acciones por voluntad propia, sino porque ha sido derrotada por «las fuerzas de seguridad, el estado de derecho, la sociedad española y la judicatura».

El Gobierno vasco optó por su parte por no pronunciarse sobre la carta publicada ayer, a la espera de que la organización armada emita hoy el comunicado que debe certificar su desaparición definitiva. Cuando eso ocurra, el Ejecutivo de coalición de PNV y PSE realizará una «valoración sopesada» que finalmente podría confluir con la que también tiene previsto hacer el Gobierno Foral de Navarra. El portavoz del Ejecutivo vasco, Josu Erkoreka, anunció ayer que ambos gabinetes mantienen conversaciones para hacer pública una «reflexión compartida» en función del alcance del comunicado de ETA. Erkoreka señaló en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno que los gabinetes de Iñigo Urkullu y Uxue Barkos han compartido en los últimos años diversas «reflexiones» en torno al final de ETA y a «la construcción de la convivencia», por lo que avanzó la posibilidad de que se produzca una «respuesta unitaria» tras el comunicado que la organización armada tiene previsto emitir hoy. En cualquier caso, aclaró que esa opción dependerá de los términos en los que se produzca la comunicación de la banda. El portavoz recalcó también que el Gobierno vasco «no participará de forma directa en la puesta en escena de Kanbo» de mañana, aunque recordó que el lehendakari ya anunció la semana pasada que realizará una «valoración sopesada» del final de ETA una vez que se produzca el anuncio de la banda.

Tras el último comunicado, en el que la organización armada reconocía parte del daño causado, Urkullu ya criticó que el final de la banda se esté produciendo «por fascículos», por lo que ayer no quiso entrar en el juego y se reservó su valoración institucional para el día de hoy.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos