Zoido emprenderá el camino en 2018

Antes de que a las 11:30 horas de ayer miles de policías y guardias civiles se dieran cita para reivindicarse en la madrileña Puerta del Sol, Juan Ignacio Zoido anunció que el Gobierno «iniciará el camino de la equiparación salarial» entre las fuerzas de seguridad del Estado y los cuerpos autonómicos en los Presupuestos de 2018. Unas 70.000 personas, según la asociación convocante, Jusapol, reclamaron en el centro de Madrid que el ministro cumpla esa promesa. Representantes de Ciudadanos y Podemos secundaron la marcha.

1.554 millones de euros sería el desembolso anual extra que tendría que hacer el Ministerio del Interior para equiparar los sueldos brutos de los policías y guardias civiles con los de los mossos. Se trata de una estimación partiendo de la diferencia bruta anual entre los policías, guardias civiles y agentes catalanes de menor rango y que oscila entre los 9.117 (Policía-Mossos) y los 9.876 (Guardia Civil-Mossos). Con ese mismo cálculo, la equiparación entre las fuerzas de seguridad y la Ertzaintza, aun mejor pagada, supondría un aumento presupuestario de 1.764 millones de euros aproximadamente, el equivalente de todo el presupuesto del Ministerio de Justicia. El presupuesto total de Interior el año pasado fue de 7.912 millones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos