Zoido carga por primera vez contra los Mossos d' Esquadra

M. SÁIZ-PARDO

Madrid. Juan Ignacio Zoido estalló ayer. Tras semanas de lo que sus colaboradores habían denominado «contención institucional» y después de haber visionado los vídeos e imágenes de los enfrentamientos de los Mossos contra las fuerzas de seguridad y de su inactividad el 1-O, el ministro, por primera vez desde que se desatara la crisis catalana, cargó contra el cuerpo autonómico. No llegó a citarle expresamente, pero el titular de Interior afirmó en el Pleno del Congreso que los policías y guardias civiles actuaron el día del referéndum para «cubrir las deficiencias de otros», en clara referencia a los Mossos.

Hasta ahora, ni siquiera en el 1-O, Zoido había querido cruzar la línea roja que abre la puerta a la desconfianza institucional entre los diferentes cuerpos. El ministro se había contenido, incluso, cuando los cinco sindicatos de la Policía y las seis organizaciones profesionales de la Guardia Civil habían pedido que expresara públicamente su malestar.

Zoido arremetió contra el cuerpo que dirige Josep Lluís Trapero en una tensa sesión en el Congreso, en la que defendió que el día del referéndum hubo una «resistencia muy violenta en ocasiones» y que, a pesar de ello, los funcionarios de Interior actuaron con «proporcionalidad y profesionalidad». A preguntas de Xavier Domenech, de En Comú Podem, y de Feliu Joan Guillaumes, de CiU, el ministro explicó que Interior no ha puesto en marcha «ninguna medida de excepcionalidad en Cataluña», sino que ha actuado con «medidas contempladas en la Constitución y en la legalidad vigente» para salvaguardar los «derechos y libertades» y «dar cumplimiento a los requerimientos a los jueces y los fiscales».

Zoido acusó de «mentir»al diputado de CiU cuando éste, exaltado, insistió en que la actuación policial provocó 893 heridos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos