Zoido accede a reunirse con Covite tras sus críticas por «no desmantelar» a ETA

Siete víctimas del terrorismo denuncian frente al Ministerio la «inacción» del Gobierno frente a la banda

J. ARTOLA

MADRID. Covite se plantó ayer frente al Ministerio del Interior para denunciar el rechazo de Juan Ignacio Zoido a recibirles y por su «innación» para disolver a ETA. Apenas pasaron unas horas desde que siete víctimas del terrorismo -integrantes del colectivo- alzasen la voz contra el responsable de Interior cuando la Dirección General de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo trató de apaciguar la situación y trasladó a Covite que el ministro tiene abiertas las puertas de su despacho.

Fuentes de esta dirección de atención a los damnificados por el terrorismo, dependiente del Ministerio del Interior, explicaron que la responsable de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo, Sonia Ramos, saludó ayer a Consuelo Ordóñez poco después de que la presidenta de Covite se preguntase por qué Zoido «se niega a dar la orden de desmantelar definitivamente a ETA».

Las citadas fuentes señalaron igualmente que el ministro del Interior, que ayer no recibió a Ordóñez al encontrarse de visita oficial en Argelia con Mariano Rajoy, mostró su predisposición a reunirse con Covite y con el resto de asociaciones de víctimas del terrorismo. En cuanto Zoido regrese a Madrid se buscará una fecha en la agenda para poder cerrar un encuentro.

La presidenta de Covite, junto a otras víctimas, portó ayer ante el edificio de la calle Amador de los Ríos diferentes carteles pidiendo la derrota policial de la banda terrorista. También reclamaron al Gobierno central que «dé la orden de disolver definitivamente a ETA y que las Fuerzas de Seguridad sean las únicas protagonistas de su final».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos