El yihadista andaluz que amenaza a España

Muhammad Yasin Ahram Pérez es conocido como 'El Cordobés' y tiene 22 años. :: r. c.
Muhammad Yasin Ahram Pérez es conocido como 'El Cordobés' y tiene 22 años. :: r. c.

El protagonista del último vídeo del Daesh es hijo una malagueña convertida al islam y de un hombre condenado por terrorismo

SILVIA CANTERA

La nueva cara del Daesh tiene sangre española. El protagonista de su último vídeo es Muhammad Yasin Ahram Pérez, que asegura que los cristianos españoles pagarán por la sangre derramada de los musulmanes en la Inquisición. El Daesh emitió el miércoles por primera vez un mensaje en castellano que pronunció, a cara descubierta, un joven nacido en Córdoba que lleva tres años residiendo en Siria, concretamente en Deir Ez-zor, una provincia situada al noreste y controlada principalmente por el Estado Islámico (EI).

Especialmente obsesionado con Al Andalus, Muhammad Yasin hace un llamamiento a recuperar el califato. En el vídeo aparece vestido con ropa militar, una boina negra y luce una poblada barba. Las imágenes también muestran a un hombre con la cara tapada y al que apenas se le ven los ojos. Identificado por el Daesh como Abusalmán Al Andalusí, podría tratarse de Taruk Al Andalusí, otro joven radicalizado que trató de captar a un nuevo miembro para el Estado Islámico en Barcelona.

Muhammad Yasin cumplió 22 años el pasado 18 de agosto, tan solo 24 horas después del atentado de Las Ramblas. Posee una decena de identidades distintas para moverse y ha adoptado un papel dinamizador en las redes sociales, donde difunde su mensaje a través de varios perfiles. Internet es una herramienta que utiliza para captar a terroristas, para sumar nuevos combatientes a la yihad, esa que, según defiende en el vídeo, «no tiene fronteras». Durante su discurso, en el que habla con un marcado acento árabe, anima a los musulmanes a ejercer la guerra santa desde el territorio en el que se encuentren.

LAS CLAVES El nuevo rostro del Daesh nació en Córdoba y cumplió 22 años un día después de los atentados Utiliza las redes sociales para captar a combatientes y cree que la yihad «no tiene fronteras»

Debido a sus orígenes, es conocido como 'El Cordobés', aunque en su entorno le llaman 'Abu Lais'. Este seudónimo hace pensar que ha tenido descendencia durante su estancia en Siria, ya que 'Abu' significa padre y 'Lais' podría ser el nombre de su hijo. Muhammad Yasin había manifestado en varias ocasiones que tenía intención de viajar a Siria y emparejarse con una mujer musulmana devota que llevase niqab.

Para comprender el carácter radical de este yihadista descendiente de una familia andaluza cristiana hay que centrarse en su padre. Abdelah Ahram cumple una condena de diez años en Tánger y aparece en los documentos de Wikileaks por formar parte de una célula terrorista financiada con dinero del narcotráfico. La madre de Muhammad Yasin era, según sus progenitores, «buena estudiante» hasta que poco antes de alcanzar la mayoría de edad conoció al que hoy es su marido. Las notas de Tomasa Pérez empeoraron de forma alarmante, dejó los estudios y se marchó de casa. 'El Cordobés', el primogénito, nació cuando ella tenía 19 años. A los 20, tuvo al segundo de sus, al menos, seis hijos y meses después se mudaron a Barcelona, esa ciudad donde Muhammad Yasin celebra ahora que el Daesh haya atentado.

Vivió en Barcelona

La vida de la familia dio un vuelco en 2011, cuando el padre fue encarcelado acusado de ser terrorista y de poner en marcha proyectos suicidas, además de poseer material explosivo. Entonces Tomasa, que había roto cualquier relación con sus raíces malagueñas, viajó a Marruecos y después a Turquía para acabar finalmente en Siria. El mayor de sus hijos, que ya era mayor de edad, llegó de avanzadilla.

Allí Muhammad Yasin ha seguido radicalizando su comportamiento. Se trata de «un tipo muy peligroso», según José María Gil, codirector del Observatorio de Seguridad Internacional. La nueva imagen del Estad Islámico pertenece a la corriente neofundamentalista del islam, conocida como takfir. Consiste en que sus seguidores pueden señalar a cualquier persona como enemigo del islam y decidir matarla o ejercer algún tipo de violencia sobre ella. 'El Cordobés' tiene en su punto de mira a los musulmanes que residen en España, a quienes acusa de «apóstatas».

Más

Fotos

Vídeos