Willy Toledo cambia los juzgados por un centro pastoral de Vallecas: «No he cometido ningún delito»

Javier Bardem y Willy Toledo. / Efe

La declaración judicial de Willy Toledo prevista para hoy se aplaza hasta el 28 de junio por la huelga de jueces | Javier Bardem y Alberto San Juan arropan al actor madrileño en su defensa «de la libertad de expresión»

Daniel Roldán
DANIEL ROLDÁNMadrid

Willy Toledo nació el 22 de mayo de 1970 y tenía claro que no iba a «celebrar» su cumpleaños acudiendo a la cita con el titular del Juzgado de Instrucción número 11 de Madrid como imputado por un delito contra los sentimientos religiosos tras escribir en su muro de Facebook un comentario en apoyo de las actrices sevillanas encausadas por llevar en procesión una vagina. Lo anunció y lo ha cumplido. A la primera citación, el 18 de abril, no fue y a esta segunda, que por cierto ha sido suspendida por huelga, tampoco.

El motivo para negarse a acudir es el mismo. «No he cometido ningún delito. He ejercido mi derecho a la libertad de expresión», ha explicado el actor en una multitudinaria comparecencia en el centro pastoral San Carlos Borromeo, antigua parroquia situada en el barrio de Entrevías, en el sur de Madrid, que se ha celebrado a la misma hora en que esta citado ante el tribunal. «Nadie puede ser perseguido por sus ideas. Hoy por Willy, ayer con los refugiados y mañana con los desahuciados», ha apuntado Javier Baeza, cura responsable del centro, antes de que atronase una ovación. Toledo, sentado debajo de un Cristo crucificado, ha estado acompañado por compañeros de profesión, cono Nathalie Poza, Pilar Castro, Leo Bassi (vestido de bufón), Alberto San Juan o Javier Bardem.

El oscarizado actor ha mostrado su apoyo a su compañero y su decisión de no comparecer. «Me parece un retraso que se esté penalizando esto (delito de ofensas religiosas). Puede que la forma no sea la más adecuada, pero se está persiguiendo el trasfondo, que es la libertad de expresión. Y eso nos retrotrae a tiempos pasados», ha explicado Bardem, que también se ha llevado el aplauso de los vecinos de Entrevías y sus compañeros, antes de gritar 'libertad de expresión, libertad de expresión'.

Censura

La asociación Abogados Cristianos denunció al actor ante la Fiscalía de Madrid por un post en Facebook en julio del año pasado. «Yo me cago en Dios y me sobra mierda para cagarme en el dogma de la santidad y virginidad de la Virgen María. Este país es una vergüenza insoportable. Me puede el asco. Iros a la mierda. Viva el coño insumiso», escribió Toledo. En agosto, el Ministerio Público ordenó a la policía que investigase «todas las opiniones» de Willy Toledo.

«Esto es '1984' de George Orwell. Vemos que sigue el gran hermano», ha explicado el abogado Endika Zulueta. El letrado ha recordado que en 2004 ya se quiso juzgar la obra 'Me cago en Dios' y la querella fue archivada. «Algo va mal cuando catorce años después una persona es acusada por un post en Facebook», ha añadido. Por su parte, la abogada especializada en Derecho Penal y profesora de Derecho Procesal Penal en el Centro de Estudios del Colegio de Abogados de Madrid, Isabel Elbal, ha recordado que la última sentencia por blasfemia en España fue el 31 de marzo de 1979, mientras que la profesora de Filosofía del derecho de la Universidad Carlos III, Eugenia Palop, ha indicado que España es uno de los 71 países del mundo que mantiene el delito de ofensa a los sentimientos religiosos. «Lo que se pretende es fomentar la censura y, sobre todo, la autocensura», ha recalcado la experta.

Ante todo este apoyo, con un 'cumpleaños feliz' incluido, Toledo ha aseverado que no se va a retractar. «Para atrás solo para coger impulso, como dijo el comandante Fidel (Castro), ha indicado. En medio de la rueda de prensa, tanto el actor como su abogado se han enterado de que su comparecencia se había anulado por la huelga de jueces y fiscales. Ahora está citado para el 28 de junio. ¿Qué pasará? Toledo ha contestado con una sonrisa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos