Urkullu replica a la banda que «nunca debió existir» por «su historia de radical injusticia»

J. GARCÍA BILBAO.

El lehendakari Iñigo Urkullu volvió a referirse ayer al comunicado de ETA para exigir a la banda terrorista que reconozca «a todas las víctimas» y le reprochó «el inmenso dolor causado», así como que «nunca debió existir» por «su historia de radical injusticia».

«Los vascos hemos vivido a la sombra de ETA y hay que agradecer a la sociedad y, en especial, a la policía autonómica, su labor a favor de la convivencia y contra el terrorismo», aseguró el máximo responsable del Ejecutivo autonómico, en un acto de homenaje a la Unidad de Tráfico de la Ertzaintza, que ayer cumplió 35 años.

En tono solemne, Urkullu apuntó que «se cierra una etapa con la disolución definitiva de ETA». Y advirtió de que la banda «nunca debió existir», porque lo suyo ha sido «una historia de radical injusticia». El lehendakari añadió que «en el momento de su desaparición, espero que piensen en todas las víctimas que han provocado. Si piensan en todas las víctimas, su declaración debería ser clara, sobria y con intención reparadora, capaz de reconocer la injusticia del inmenso dolor que provocó».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos