El Tribunal Supremo confirma las primeras penas y avala las escuchas que originaron 'Gürtel'

Crespo, con su abogado, durante el juicio de Fitur. :: m. bruque / efe
/
Crespo, con su abogado, durante el juicio de Fitur. :: m. bruque / efe

Ratifica las condenas de entre tres y trece años de prisión para los 11 acusados por amañar contratos en la feria Fitur entre 2005 y 2009

M. B.

madrid. Nueve años después de estallar el 'caso Gürtel', el Tribunal Supremo dio a conocer ayer la primera condena firme por delitos relacionados con la corrupción. La Sala Segunda confirmó de forma íntegra la sentencia del Tribunal Superior de la Comunidad Valenciana, que castigó a penas que oscilan entre los tres y los 13 años de prisión para los once acusados de amañar contratos entre la Consejería de Turismo de la Generalitat y las empresas del cabecilla confeso Francisco Correa para la feria de turismo Fitur entre 2005 y 2009.

La sala de cinco magistrados desestimó por unanimidad los recursos de casación de los acusados y ratificó las penas de 13 años de prisión a Correa, 13 años y tres meses al 'número dos' Pablo Crespo y de 12 años y tres meses para Álvaro Pérez, 'el Bigotes'. Además, confirmó los nueve años de cárcel a la exconsejera Milagrosa Martínez.

Una de las claves de esta sentencia era la referencia del Supremo a las escuchas grabadas por el exedil de Majadahonda (Madrid) José Luis Peñas y que dieron origen al proceso. Las defensas sostenían que se había vulnerado el derecho a la intimidad, pero la sala recoge su propia doctrina para indicar que ninguna lesión se produce «cuando el inicio de las actuaciones resulta de las grabaciones que una persona aporta a la investigación y son objeto de las pesquisas. Si esos encuentros son libres y espontáneos entre dos particulares, y uno decide grabarlas, no supone una afectación del derecho fundamental de la persona que interviene, pues lo prohibido es indagar en la intimidad».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos