El tribunal de 'Gürtel' prevé finalizar el juicio a comienzos de otoño

Con Rajoy y García-Escudero concluyó la prueba testifical y el 4 de septiembre intervendrán los peritos de las partes

M. BALÍN

madrid. Con las declaraciones como testigos de Mariano Rajoy y el presidente del Senado, Pío García-Escudero, concluyó ayer la prueba testifical en el juicio por la primera época del 'caso Gürtel' (1999-2005), que comenzó a principios de octubre pasado. La vista oral se va de vacaciones hasta el lunes 4 de septiembre, cuando proseguirá con el turno de la prueba pericial, que ya ha tenido varias sesiones dedicadas a la comparecencia del inspector Manuel Morocho, jefe policial de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal en la investigación de la trama corrupta dirigida por el empresario Francisco Correa, cabecilla confeso.

La nueva fase de este juicio tendrá como punto culminante la declaración de los peritos de la Intervención General de la Administración del Estado y de la Agencia Tributaria citados por la Fiscalía Anticorrupción, quienes tendrán que constatar la comisión de ilícitos penales por parte de los juzgados y que han sido recogidos en los diferentes escritos de acusación. Estos comparecientes, y los peritos citados por las defensas, recogen así el testigo de los 37 procesados y 300 testigos que han declarado en las 101 sesiones celebradas hasta la fecha.

Posteriormente tendrá lugar la prueba documental y, si el programa se cumple y no hay demoras, el tribunal confía en que el juicio concluya a finales de septiembre, casi un año después de comenzar. Para ello, el presidente de la sala, Ángel Hurtado, pidió ayer a las acusaciones y a las defensas que les faciliten un «guión o una minuta» de su informe de conclusiones para ayudar al tribunal a dictar el visto para sentencia cuanto antes. El ponente de la misma será el propio Hurtado, que hasta la fecha se ha quedado en minoría en algunas decisiones, como la citación a Rajoy, frente a sus dos compañeros de sala, Julio de Diego y José Ricardo de Prada.

Pero ayer no se acabaron las citas de Rajoy con los tribunales. Aún no se ha abierto el juicio oral en la Audiencia Nacional por la presunta caja B en la contabilidad del PP, es la pieza conocida como los 'papeles de Bárcenas'. El presidente del Gobierno, con toda probabilidad, será llamado a declarar de nuevo ante el tribunal como testigo, aunque algunas fuentes jurídicas no descartan incluso que pueda ser llamado como investigado, antes imputado, porque su nombre aparece entre los beneficiarios de sobresueldos. este proceso judicial no legara a la fase de juicio oral, como pronto, el próximo año.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos