El Tribunal Constitucional anula el acuerdo que permitió la ley del 1-O

Los magistrados estiman que la Mesa del Parlamento catalán vulneró los derechos de los diputados del PSC

R. C.

madrid. El Tribunal Constitucional ha declarado nulo el acuerdo de la Mesa del Parlamento catalán que permitió el 6 de septiembre tramitar y aprobar la ley del referéndum. La sentencia, que lleva fecha del 5 de febrero, responde así al recurso de amparo que presentó el PSC y reconoce que la actuación del órgano de gobierno de la Cámara vulneró los derechos de los diputados.

No es la primera vez que los magistrados del Constitucional se pronuncian sobre lo ocurrido los días 6 y 7 de septiembre en el Parlamento de Cataluña, cuando se sometieron a votación la leyes de desconexión -la del referéndum y la de transitoriedad- propuestas por Junts pel Sí y la CUP. A petición del Abogacía del Estado, el pleno del Constitucional estimó el 20 de ese mismo mes dos incidentes de ejecución de sentencia. «La autonomía parlamentaria no puede servir de pretexto para que la Cámara autonómica llegue al extremo de arrogarse la potestad de vulnerar el orden constitucional», argumentó entonces el tribunal de garantías.

Ahora, los magistrados atienden la petición del PSC. En la sentencia subrayan que la Mesa decidió seguir adelante con la tramitación de las normas pese a las advertencias del secretario general del Parlamento y el letrado mayor y las protestas de Ciudadanos, los socialistas y el PP, que se opusieron a la alteración del orden del día. Además, apuntan que ley del referéndum se aprobó «al margen de cualquiera de los procedimientos legislativos previstos en el reglamento y a través de una vía inapropiada».

Por otro lado, el Tribunal Constitucional recoge que la Mesa no aceptó la solicitud de dictamen al Consejo de Garantías Estatutarias y recuerda que es un derecho que contempla el propio Estatuto de Cataluña para los grupos parlamentarios y los diputados. «La posibilidad de pedir dicho dictamen no puede ser suprimida por la Cámara sin merma de la integridad del propio procedimiento legislativo y de los derechos de los representantes a ejercer esta concreta facultad que la ley les confiere», establece el texto.

El PSC acogió ayer la sentencia con la confianza de que se tome nota «para las próximas semanas». «Hagamos política desde el respeto a las ideas y leyes, por el bien de todo el mundo», escribió en Twitter la portavoz de los socialistas catalanes, Eva Granados, cuando aún está pendiente la investidura del presidente de la Generalitat.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos