Los trabajadores de TV3 dicen que no «reconocerán la autoridad» del Gobierno

El Comité de Empresa asegura que el 155 «amenaza el derecho a la información» y pide ayuda internacional

R. C.

Barcelona. Los trabajadores de TV3 amenazan directamente con no cumplir las órdenes que lleguen desde el Gobierno central después de la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

El Comité de Empresa de la principal firma de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (que engloba a TV3, Cataluña Radio y la Agencia Catalana de Noticias) tras reunirse en la tarde de ayer hizo público un comunicado en el que muestran su «rechazo frontal» a que «desde el Gobierno español se nombren, saltándose todos los trámites democráticos y legales, nuevos directivos de los medios públicos». «Si esto ocurriera -avisan los trabajadores- no tendremos más remedio que no reconocer su autoridad».

El comité no solo muestra su oposición al control del ente público, sino que también critica la aplicación del 155 en sí. Los empleados «denuncian la voluntad del gobierno español de intervenir el Gobierno de la Generalitat, destituir al Ejecutivo catalán, ocupar las consejerías y amenazar el derecho a la información de la ciudadanía con la irrupción en los medios de comunicación públicos».

Aseguran los trabajadores que, de acuerdo con la legislación vigente, los órganos directivos del ente solo los puede nombrar y destituir el Parlamento de Cataluña. Y que únicamente responderán ante esta institución.

El comité también acordó «apelar a todas las instancias europeas e internacionales en defensa del derecho a la información y de los medios de comunicación de que se ha dotado a Cataluña».

«Seguiremos trabajando de acuerdo con los principios previstos en la Ley de la Corporación para garantizar una información veraz y rigurosa y una programación de calidad para toda la ciudadanía, y defenderemos estos valores ante cualquier intento de vulnerarlos», apunta la nota, que igualmente reclama la «retirada inmediata» del acuerdo del Consejo de Ministros, que es «una aplicación extrema del artículo 155».

Las críticas también vinieron desde los consejos informativos de TVE, RNE y RTVE.es. «Los medios de comunicación públicos deben servir a los ciudadanos, nunca a los gobiernos. A ninguno», destacaron, al tiempo que subrayaron «la paradoja» que supone querer intervenir TV3 para «garantizar la transmisión de una información veraz, objetiva y equilibrada, respetuosa con el pluralismo político», cuando en RTVE «no se está cumpliendo ese mandato».

Fotos

Vídeos