Fuera del PP y de Telefónica

El PP reaccionó rápido a la detención de Eduardo Zaplana y suspendió de militancia al exministro de Trabajo y expresidente de la Generalitat valenciana. La decisión la adoptó el Comité de Garantías a instancias del partido en la Comunidad Valenciana, presidido por Isabel Bonig. «Es una decisión drástica y difícil», reconoció el coordinador general de los populares, Fernando Martínez-Maillo, que destacó que el exministro dejó la política hace diez años y no ocupa ningún cargo público. Zaplana ingresó en el sector privado y trabajaba en Telefónica, que suspendió «con carácter inmediato» su relación laboral tras conocerse su arresto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos