Susana Díaz recuerda a Pedro Sánchez que «los socialistas no son nacionalistas»

Susana Díaz, en el congreso arropada por Griñán, Guerra, Navarro y Chaves. :: Julio Muñoz / efe
Susana Díaz, en el congreso arropada por Griñán, Guerra, Navarro y Chaves. :: Julio Muñoz / efe

El debate sobre el modelo territorial centra el congreso de reelección de la líder andaluza

CECILIA CUERDO

SEVILLA. El congreso regional de reelección de Susana Díaz como líder de los socialistas andaluces se ha convertido en una exhibición de músculo en clave interna tras la derrota en las primarias y en una reclamación del derecho de Andalucía a opinar en el debate territorial. La andaluza se vanagloria de que su defensa de la igualdad no ha variado en el tiempo. «La izquierda siempre ha puesto las personas por delante de los territorios», subrayó antes de añadir que «somos socialistas, nunca fuimos nacionalistas».

El posicionamiento de Andalucía llega justo en pleno reto soberanista de Cataluña, y cuando el congreso federal socialista ha incorporado el concepto de «plurinacionalidad» para dar acomodo a las tensiones territoriales. Un término que los escasos críticos que han conseguido llegar a este cónclave regional no han logrado incluir en la ponencia marco por la vía de la enmienda, por lo que el documento político omite este concepto e insiste en su defensa del modelo federal cooperativo, con la Declaración de Granada aprobada por el PSOE en 2013 como hoja de ruta.

Los socialistas andaluces, que recibirán hoy a Sánchez con enormes banderolas donde se lee «igualdad» se sienten legitimados tras 40 años de triunfos electorales y al ser la federación más potente del PSOE a alzar su voz en el debate territorial. «Cuando Andalucía levanta la bandera de la igualdad lo hace pensando en España, en la soberanía nacional. Esa es nuestra ventaja y nuestra suerte», dijo Díaz, resaltando que cuando los andaluces salieron a la calle para reivindicar su autonomía no pedían 'café para todos', sino «no ser menos que nadie ni más que nadie». Y en este punto, quiso marcar el camino a los independentistas catalanes, recordando que Andalucía accedió a la autonomía por la «vía constitucional», en alusión al referendo del 1 de octubre.

Expresidentes

La historia del partido se ha abierto paso también en este encuentro, con los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán, recuperados después de su imputación en el caso de los ERE y ya sin carné de partido, José Rodríguez de la Borbolla o Alfonso Guerra. «Estamos orgullosos de lo que hemos sido, lo que somos y lo que haremos en un futuro», presumió Díaz, que quiso desagraviar al exvicepresidente tras su sustitución esta semana al frente de la Fundación Pablo Iglesias. «Una página de la historia difícil de arrancar», le defendió, marcando una vez más distancias con Sánchez.

Fotos

Vídeos