Se suicida en la prisión de Ávila la 'madre yihadista'

M. SÁIZ-PARDO

madrid. La hispano marroquí Samira Yerou, conocida como la 'madre yihadista', se suicidó la noche del pasado jueves al viernes en la cárcel abulense de Brieva, según han informado responsables penitenciarios. Yeroru, detenida en diciembre de 2014 en Turquía cuando trataba de viajar al Estado Islámico con su hijo español de tres años, aceptó en noviembre de 2016 cumplir una pena de cinco años de cárcel.

Yerou llegó a adoctrinar a su hijo para que dijera frases a favor de «degollar policías» y fue la primera mujer juzgada en la Audiencia Nacional por integración en la organización terrorista Daesh. La mujer, de 38 años, de origen marroquí y residente en Rubí (Barcelona), aceptó su pena tras reconocer al tribunal que fue captada por una célula integrista en Marruecos a través de las redes sociales y que, tras su adoctrinamiento en el país vecino, viajó a Turquía con su hijo con la intención de cruzar a la ciudad siria de Raqqa, donde tenía previsto contraer matrimonio con un combatiente de Daesh.

Yerou aceptó el acuerdo de conformidad al que llegó su abogado con el fiscal, que en sus conclusiones provisionales pedía nueve años de cárcel para la acusada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos