El barranquismo no disminuye en la zona donde falleció la familia extremeña

Servicios de emergencia el día que ocurrió la tragedia.
Servicios de emergencia el día que ocurrió la tragedia. / Efe

La Guardia Civil continúa con las investigaciones para esclarecer las causas que provocaron la muerte del matrimonio y sus dos hijas

EFECáceres

La práctica deportiva del barranquismo no ha descendido en el barranco de Hoyos, al norte de la provincia de Cáceres, a pesar del trágico suceso ocurrido la pasada semana cuando cuatro personas, todas ellas miembros de una misma familia, fallecieron como consecuencia de la crecida del río.

Más información

La actividad deportiva en los barrancos de la comarca del Jerte se mantiene en la zona "a pesar de los sucedido", ha afirmado a Efe el alcalde de esta localidad, Gabriel Iglesias.

En relación al suceso, en el que perdieron la vida un matrimonio y dos de sus tres hijos, efectivos de la Guardia Civil continúan con las investigaciones con el objeto de esclarecer las causas y las circunstancias que provocaron la muerte de estas personas.

De hecho, agentes del instituto armado están realizando hoy diferentes "pruebas" en el lugar de los hechos, han apuntado fuentes de la Benemérita.

Estas mismas han confirmado que ya se ha tomado declaración policial al monitor deportivo que acompañaba a la familia en el momento del suceso, así como a diferentes testigos que se encontraban en la zona tanto ese día como en fechas anteriores.

Las pesquisas, según han agregado, se enviarán al Juzgado de Instrucción número 1 de Plasencia, instructor de las diligencias, cuando estén concluidas.

Iglesias ha explicado que tras unos días "muy duros y muy tristes", la normalidad ha vuelto a la población, que en estas fechas acoge a cientos de turistas.

"Parece que todo vuelve a estar en calma, aunque nadie puede olvidar la horrible tragedia de la que fuimos testigos la pasada semana", ha apuntado.

Fotos

Vídeos