Un subordinado de Costa le señala como supervisor de los pagos de campaña

Serra, ex vicesecretario general del PPCV, afirma que su jefe estaba interesado en que mediase con uno de los empresarios arrepentidos

MATEO BALÍN

madrid. El acusado David Serra, ex vicesecretario general del Partido Popular de la Comunidad Valenciana (PPCV), declaró ayer en el juicio del 'caso Gürtel' que Ricardo Costa, su jefe en la formación, era el «responsable» de contratar y supervisar los actos electorales que la trama organizaba para el PPCV. Serra dijo que Costa autorizaba los pagos de los empresarios y obvió la responsabilidad de Francisco Camps, expresidente de la Generalitat, en este sistema de financiación irregular.

Serra, que se enfrenta a siete años y nueve meses de cárcel por dos delitos electorales y uno de falsedad documental, aseguró al juez que siempre pensó que todo se hacía de manera legal. «El señor Costa era el responsable de la contratación de los actos» y era él quien hacia directamente los encargos a Álvaro Pérez, 'el Bigotes', encargado de la filial de 'Gürtel' en Valencia, con quien tenía una relación «muy estrecha».

«Me imagino que Orange Market facturaría los actos. Se haría un control de los que se habían hecho y, una vez hecha la factura, se daría la orden por parte del secretario general del partido», explicó ayer Serra.

Sin embargo, negó en todo momento conocer la dinámica de pagos en dinero negro por parte del partido ni haber pagado o recibido dinero «en efectivo» de nadie. «Jamás me dijo a mí Costa que había pagos en B», remarcó. Pese a ello, su firma aparece en algunas de las facturas giradas. Una circunstancia que él achacó a que respondía órdenes de su antiguo jefe.

Serra puso como ejemplo que éste le pidió «insistentemente» que intercediera con Enrique Ortiz, constructor arrepentido en la causa, por la relación personal que les unía. Buena parte del interrogatorio de la Fiscalía giró precisamente en la relación de Serra con 'el Bigotes' y el citado empresario.

En otra conversación telefónica con 'el Bigotes', en la que éste se quejaba porque el PP no le pagaba, Serra le aconsejó que le diese un «susto» al exvicepresidente valenciano Vicente Rambla para que autorizase el pago de una subvención al PPCV. Pero el acusado matizó ayer: «Le dije: 'Anuncia que te vas, que Orange Market, el proveedor del PP y que también trabaja para la Generalitat, se va. Acojónalos'».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos