«Al día siguiente de la disolución de ETA seguiremos persiguiendo a los terroristas»

Zoido, en un momento de la entrevista. :: a. ferreras
/
Zoido, en un momento de la entrevista. :: a. ferreras

Juan Ignacio Zoido Ministro del Interior

MELCHOR SÁIZ-PARDO/ OSCAR B. DE OTALORA MADRID.

Mensaje de absoluta firmeza. Ni un solo guiño, gesto u ofrecimiento a ETA. La disolución no va a cambiar nada. Ni en la lucha antiterrorista ni en la política penitenciaria. Juan Ignacio Zoido lo deja claro. El sábado 5 de mayo, el día después de que la banda escenifique en el sur de Francia su definitivo fin, las fuerzas de seguridad del Estado seguirán con las mismas órdenes: detener al puñado de activistas que aún siguen en libertad. El ministro avanza que solo la colaboración con la justicia -la delación- y el perdón individual podrían abrir las puertas a beneficios penitenciarios a los presos. La obsesión del ministro, también en esta fase, serán las víctimas.

-¿Qué espera que suceda el 4 de mayo, fecha en la que ETA ha anunciado su disolución?

-ETA está terminada, está derrotada. Lo único que espero del próximo 4 de mayo, si las cosas suceden como se espera que sucedan, es que las fuerzas de seguridad del Estado verifiquen y certifiquen que ETA ha desaparecido. A partir de ese día la Policía y la Guardia Civil van a seguir haciendo lo que han hecho hasta ahora: perseguir a los terroristas.

LAS FRASES «Si los presos quieren beneficios, tendrán que colaborar con la justicia, pedir perdón y dar la cara» «El perdón que pidió ETA es indignante. No hay arrepentimiento. Falta el respeto a las víctimas» «ETA solo desaparecerá cuando las fuerzas de seguridad del Estado lo verifiquen» «La prioridad seguirá siendo luchar por la memoria, la dignidad y la justicia de las víctimas» «Los demócratas nada le daremos a ETA por reconocer su maldad y desaparecer» «Tras el fin de ETA se aplicará la ley. No puede haber impunidad ni un tratamiento especial»

-¿Ni siquiera acepta la credibilidad de la declaración?

-Las palabras de los terroristas no tienen ningún valor. Esta semana se han entregado armas y hace poco se descubrió un zulo. Estas son pruebas suficientes de que teníamos razón los que decíamos que la entrega de las armas fue un fracaso, una mera escenificación. Además de la entrega, tienen que disolverse, pedir perdón, arrepentirse, pagar las deudas con las víctimas y colaborar con la justicia para el esclarecimiento de todos los hechos que puedan conocer. Sin todos estos requisitos no es aceptable ningún final de ETA.

-¿Cómo cree que ha llegado la banda terrorista a la decisión de disolverse?

-La decisión es la asunción de una derrota definitiva. Han tardado más de seis años en reconocerlo, pero cuando se dijo que ETA estaba derrotada policial y políticamente era verdad. Asumen que no han conseguido ninguno de los logros que se habían marcado y que es inviable continuar en la vía terrorista. No tienen otra opción que poner fin a la locura desenfrenada que han llevado durante décadas, llevando dolor a miles de víctimas. Durante sus últimos años ETA ha sido una sigla hueca en franca descomposición. Lo que hacen ahora es asumirlo. Pero formalmente estaban derrotados hace un tiempo.

-¿Qué le parece la petición de perdón de ETA?

-Es indignante. No pueden dividir a las víctimas en categorías. Lo dicho por ETA son palabras que llegan mal y tarde. Repartir culpas y justificar sus crímenes no parecen los mejores elementos para demostrar arrepentimiento. Así lo han entendido muchas víctimas y es muy comprensible. Faltaron al respeto a las víctimas.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos