«Señoría, me enerva escuchar Correa en alemán, ya está bien»

M. B.

madrid. Francisco Correa lleva 11 meses en prisión provisional tras la primera condena por la pieza de Fitur en el tribunal de Valencia. A diferencia del juicio por la primera época del 'caso Gürtel', donde se le vio bastante desmejorado, ayer mostró una extraordinaria vitalidad metido de lleno en su nuevo papel de arrepentido. Una transformación personal que vino acompañada de cierto sentido del humor en su declaración. Una circunstancia que favoreció la retranca del juez José María Vázquez Honrrubia, titular del Juzgado Central de lo Penal de la Audiencia Nacional.

«¡Señoría, ya está bien de hablar de 'caso Gürtel'. Me pongo nervioso cada vez que escucho decir Correa en alemán! Perdone que me haya encendido», le espetó entre aspavientos a Vázquez Honrrubia, que en tono jocoso le aconsejó: «Pues beba un poco de Coca-cola hombre», dirigiendo la mirada a una lata que Correa tenía encima de la mesa.

En otro momento de la sesión, cuando le llegó el turno a la abogado de la acusación popular del PSOE valenciano, Correa le dijo que por indicación de su abogado no le iba a contestar: «Sería demasiado aunque usted me cae fenomenal, porque si contesto al 'soe', señoría, a lo mejor me meten seis meses más de cárcel», dijo entre risas.

Y a la fiscal, más serio, casi entre lamentos, le aseguró en otro momento que el PP «nos absorbió» y «tras cuatro años trabajando con el partido (en Valencia) mira a dónde nos ha llevado». Además «aún nos debe más de medio millón de euros que hay que cobrar», afirmó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos