El senador del PP acusado de sobornos con prostitutas: «Ojalá pudiera»

Un informe apunta a que el también expresidente del Consejo de Europa, Pedro Agramunt, maniobró para suavizar las críticas a Azerbaiyán

A. A.

madrid. No fue sobornado con servicios de prostitutas porque ya no tiene edad para hacer «esas cosas». Este es el argumento de defensa del senador del PP valenciano Pedro Agramunt, de 66 años, a quien un informe independiente acusa de haber recibido sobornos de Azerbaiyán mientras ocupó la presidencia de la Asamblea del Consejo de Europa. Agramunt estuvo entre 2015 y 2017 al frente de este órgano, compuesto por representantes de todos los estados europeos a excepción de Bielorrusia.

En concreto, se achaca al parlamentario haber maniobrado para suavizar las condenas del Consejo de Europa por las violaciones de derechos humanos en la república exsoviética. Precisamente, el principal objetivo del Consejo es velar por el respeto de las reglas democráticas. «Yo tengo una edad, me parece a mí que eso es una fantasía. Uno podría decir 'ojalá yo pudiera hacer esas cosas, pero uno ya no está para eso', para tener una vida en ese sentido. Es una acusación ridícula y sin pruebas», se defendió ayer en la Cadena Ser en relación al supuesto soborno con prostitutas.

El senador aduce ser objeto de una campaña para apartarle del Consejo Europeo, la cual estaría impulsada por adversarios políticos y el magnate George Soros. No es la primera ocasión en la que se ve en el centro de la polémica. De hecho, renunció a la presidencia de la Asamblea tras mantener una reunión en 2017 con el dictador sirio Bashar el-Asad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos