El Senado mantendrá la Comisión del 155 aunque se deje de aplicar en Cataluña

R. C.

madrid. La inminente suspensión de las medidas de intervención de la Generalitat al amparo del artículo 155 de la Constitución no comportará necesariamente la disolución de la comisión creada en el Senado para tramitar la ley que permitió la intervención de la Generalitat de Cataluña.

Fuentes parlamentarias explicaron ayer que el funcionamiento de esta comisión, presidida por el presidente de la Cámara alta, Pío García-Escudero, sólo depende de la propia Mesa de la institución, sin que se vea afectada por el fin de la aplicación del 155, y es a este órgano al que en última instancia correspondería disolverla. Además, se da la circunstancia de que la Comisión del 155 tiene todavía pendientes varias iniciativas, entre ellas una comparecencia de Soraya Sáenz de Santamaría. Esta solicitud fue tramitada a petición propia el 14 de marzo para informar sobre la ejecución de las medidas aprobadas.

La Cámara alta tiene claro que la conformación del nuevo Govern de la Generalitat, una vez investido Quim Torra, hará que decaiga automáticamente la aplicación de las medidas del 155, pero no tanto que ello suponga acabar con la comisión 'ad hoc' conformada por 27 miembros de las comisiones Constitucional y General de Comunidades Autónomas. De hecho, las fuentes hacen notar que es posible que, si en el ejercicio de la función de control algún grupo parlamentario pide explicaciones al Gobierno por aspectos relativos a su gestión en Cataluña durante la vigencia del 155, deberían de atenderse en el seno de esta comisión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos