Santi Vila: «La cárcel es desoladora»

El exconsejero Santi Vila, ayer, a su salida de la prisión de Estremera. :: v. lerena / efe/
El exconsejero Santi Vila, ayer, a su salida de la prisión de Estremera. :: v. lerena / efe

R. GORRIARÁN MADRID.

Con el rostro demacrado tras una noche en la prisión de Estremera, Santi Vila definió su breve experiencia: «Desoladora». El exconsejero señaló que sus seis compañeros encerrados en esa cárcel, ubicada a 70 kilómetros al oeste de la capital y también conocido como Madrid VII, están «bien y serenos».

Vila, al igual que Oriol Junqueras, Jordi Turull, Joaquim Forn, Raül Romeva, Josep Rull y Carles Mundó, pasó sus primeras horas en el módulo de ingresos. El jueves a última hora fueron filiados. Los primeros fueron el exvicepresidente y el exconsejero de Interior porque fueron enviados por la juez a ese centro. Ambos llegaron en el mismo furgón de la Guardia Civil y después lo hicieron los otros cinco que habían sido repartidos en un primer momento por otras prisiones madrileñas. Fueron fotografiados de frente y de perfil, unas fotos que serán controladas por los funcionarios para evitar filtraciones.

Su comportamiento, según Interior, fue «correcto». En las próximas horas serán trasladados por parejas a tres de los 16 módulos de la prisión, que cuenta con 1.200 celdas de once metros cuadrados y ocuparán unas próximas a las garitas de los funcionarios. Es la cárcel más moderna de Madrid, y fue inaugurada en 2008 por el entonces ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y el consejero del ramo de Madrid, ahora inquilino del centro, Francisco Granados. Está considerada una prisión cinco estrellas por sus instalaciones y costó cien millones de euros.

Pero Vila comprobó que de confort, nada, es «desoladora». Se quejó de la medida «desproporcionada», y reclamó al Estado y a las fuerzas políticas que tomen «cartas en el asunto» para poner fin a un conflicto que ha degenerado en una situación «terrible» y que «desde los juzgados no se va a resolver». Dicho esto, se fue en un coche. Antes había pagado los 50.000 euros de fianza.

Fotos

Vídeos