Sánchez tiende puentes hacia los barones con su presencia en los congresos regionales

Estará en la apertura del cónclave de los socialistas valencianos y en la clausura del de los andaluces

R. G. MADRID.

Pedro Sánchez no quiere repetir la experiencia de su primer mandato, cuando levantó un muro de incomunicación con la mayoría de los secretarios generales de las federaciones del PSOE, y está dispuesto a intentar llevarse lo mejor posible, aunque la empatía con los barones que apoyaron a Susana Díaz es casi inexistente. Con esta idea acudirá a los congresos de los socialistas valencianos, que reelegirán secretario general a Ximo Puig, y de los andaluces, que harán lo propio con Susana Díaz. Si con el barón valenciano la relación con Sánchez es mejorable, con la presidenta andaluza es mala sin paliativos.

El secretario general del PSOE acudirá el próximo viernes a la inauguración del congreso del PSPV en Elche para dar una idea de «normalidad» en las relaciones, señalaron desde el entorno de Sánchez. Ellíder socialista habló con Puig el pasado domingo tras su victoria en las primarias de los socialistas valencianos con el 56,7% de los votos y derrotó al 'sanchista' Rafael García.

El domingo 30 de julio viajará a Sevilla para la clausura del congreso del poderoso PSOE de Andalucía. Susana Díaz será reelegida secretaria general por aclamación al carecer de rival con el que disputar unas primarias. El secretario general del PSOE y la presidenta de la Junta de Andalucía apenas han tenido contacto desde las primarias, salvo un breve encuentro durante el 39 Congreso Federal del partido en el que evidenciaron su distanciamiento. Díaz, sin embargo y a diferencia de la anterior etapa, ha respaldado, o al menos no ha criticado y ha tenido la oportunidad, las decisiones de Sánchez en estos primeros días al frente del partido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos