Sánchez llama a moderados y progresistas a reformar el Estado

El líder del PSOE acusa a PP y Ciudadanos de «desenvolverse mucho mejor en la confrontación que en el diálogo»

R. C.

bilbao. El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, arremetió ayer contra «las dos derechas» que representan PP y Ciudadanos, que no son partidos de gobierno en Cataluña porque su modelo es el de la «confrontación territorial». Para combatir esta forma de hacer política, el líder de los socialistas realizó un llamamiento a la suma de moderados y progresistas en Cataluña, Euskadi y el resto de España que «creen en el cambio» para lograr una «nueva España autonómica» de carácter federal y «diversa» en lo territorial.

Sánchez participó en Bilbao en un desayuno de Forum Europa-Tribuna Euskadi, en el que presentó a la secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, para poner en valor que ambos creen «en una nueva España autonómica, diversa y cohesionada, justa y democrática». El líder del PSOE indicó que, «tras el independentismo solo hay fractura y aislamiento», y recordó «el retroceso y el daño social, político y económico que el independentismo ha infligido a una sociedad abierta y cosmopolita como es la sociedad catalana».

Sánchez también acusó a PP y Ciudadanos, «que ahora mismo gobiernan» en España, «de desenvolverse mucho mejor en la confrontación que en el diálogo, en la imposición que en el entendimiento». Lejos queda su fallido pacto de investidura con Ciudadanos, y en su opinión, estas dos formaciones aspiran al «centralismo, la regresión autonómica y la uniformización» del Estado, mientras los socialistas abogan por el entendimiento y la transversalidad. «Ni el PP ni Ciudadanos son partidos de gobierno en Cataluña. Gobiernan entre los dos solo un ayuntamiento de los más de un millar de los que hay en Cataluña. Y eso demuestra que no son un partido de gobierno porque no tienen un modelo de país, sino un modelo de confrontación territorial», indicó. A su juicio, ésa es la diferencia «entre las derechas españolas y el PSOE», y consideró que «la socialdemocracia en Cataluña emerge como alternativa».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos