Sánchez gira y reclama una comisión de investigación por el accidente del Alvia

La propuesta, planteada por Podemos hace un año, es una reivindicación de las víctimas que señalan al exministro Blanco como responsable

PAULA DE LAS HERAS MADRID.

El 'nuevo PSOE' consumó ayer otro cambio de posición que le acerca a Podemos. Tras haber rechazado hace un año, durante la legislatura fallida, la creación de una comisión de investigación para depurar responsabilidades políticas por el accidente ferroviario que tuvo lugar en Angrois (Santiago) el 24 de julio de 2013, ahora ha decidido convertirse en su impulsor. La decisión ha contrariado a una parte de la formación, que la percibe como innecesaria y arriesgada.

El accidente del Alvia, en el que fallecieron 80 personas y resultaron heridas más de 150 se produjo en un tramo de la línea de Alta Velocidad inaugurada en 2011 por el exministro de Fomento socialista, José Blanco, y el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Nuñez Feijóo.La plataforma de víctimas ha llegado a considerar responsable político al hoy eurodiputado por, desde su punto de vista, anteponer sus «prisas electorales» a las medidas de seguridad.

Blanco, que fue avisado de la intención de solicitar la comisión de investigación por parte de la portavoz parlamentaria del partido, Margarita Robles, nunca ha puesto objeción a comparecer ante el Parlamento y así lo dijo el pasado mayo cuando ya el PSdG anunció su intención de apoyar la iniciativa solicitada por las víctimas. Sin embargo, otros miembros del último Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero sí admiten su malestar.

Hace un año, cuando En Marea-Podemos-En Comú Podem y parte del Grupo Mixto pidieron crear una comisión de investigación, el PSOE (aún liderado por Pedro Sánchez) defendió que los esfuerzos del Parlamento debían orientarse a mejorar el sistema para que «nunca más vuelva a producirse una tragedia de estas características», sabiendo que «el riesgo cero en ingeniería no existe»; adujo que ya se había aprobado un informe en la subcomisión de estudio y análisis del sistema ferroviario, y recordó que había una causa judicial abierta para delimitar responsabilidades y resarcir a las víctimas y a sus familiares.

A eso, el portavoz socialista en aquel debate, Juan Luis Gordo, sumó el hecho de que ya no había tiempo material para crear la comisión. De hecho, la propuesta de Podemos se votó en el último pleno de la legislatura antes de las elecciones generales de junio de 2016, lo que sirvió a los socialistas para poner en duda las verdaderas intenciones de los de Pablo Iglesias.

Nuevos hechos

El principal partido de la oposición alega ahora que se han producido hechos relevantes que explican su cambio de postura y entre ellos citan el hecho de que el Juzgado de Instrucción número 3 de Santiago de Compostela reabriera la investigación, como había pedido la Audiencia de La Coruña, y citara el pasado marzo como investigado al director de Seguridad en la Circulación de Adif, Andrés María Cortabitarte López, como presunto responsable, por imprudencia grave, de homicidio y lesiones.

Hasta ese momento, el único inculpado era el maquinista del tren que, por un despiste, entró en la curva a más de 80 kilómetros por hora.

En la exposición de motivos en la que solicita crear la comisión de investigación, el PSOE recoge también el auto con el que la Audiencia provincial reclamó la reapertura de la causa y menciona «algunos informes periciales que permiten sostener la existencia de indicios de que en la curva se producía un riesgo de accidente por error humano de tal intensidad que, de haber sido evaluado, habría impuesto su minoración o eliminación».

Además, recuerda que la Agencia Ferroviaria Europea cuestionó la actuación de la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios y consideró que el descarrilamiento de Angrois no había sido investigado «de forma independiente» como establece la Directiva de Seguridad Ferroviaria. Por eso, en línea con lo que desde hace tiempo piden las víctimas, con las que el PSdG y el PSOE se han reunido, reclaman también la dimisión del presidente de ese órgano adscrito a Fomento, Fermando Montes, y la creación de una comisión técnica independiente.

Más

Fotos

Vídeos