Sáenz de Santamaría avisa de que no se va «a cansar de pedir una lista única»

Casado insiste en que peleará hasta el final por liderar el partido y subraya otra vez que ha dado la cara por el PP

R. C.

madrid. Soraya Sáenz de Santamaría no renuncia a llegar al congreso del PP de la próxima semana al frente de una lista única, pesar de que Pablo Casado repite a diario que no habrá integración de canddiaturas e irá hasta el final en la batalla por liderar el partido. La exvicepresidenta del Gobierno anunció desde Tenerife que en la reunión que tiene pendiente con su adversario interno insistirá en la necesidad de dar respuesta al deseo de los compromisarios, que, según ella, abogan de forma masiva por un pacto entre ambos candidatos. «No me voy a cansar de pedirlo hasta el final. Tengo fama de negociar hasta el último momento y voy a intentarlo», señaló la ex número dos del Ejecutivo de Mariano Rajoy.

De momento no hay fecha para este encuentro, en el que todo apunta a que Sáenz de Santamaría recibirá un no rotundo por parte de Casado, quien ayer, de nuevo, descartó «al cien por cien» renunciar a la presidencia del partido en favor de su rival.

Por si quedaba alguna duda, el vicesecretario de Comunicación pasó además al ataque. Lo hizo con un argumento que ya utilizó María Dolores de Cospedal durante la campaña para pedir el voto a la militancia. Al igual que la aún secretaria general, Casado sacó pecho por haber «dado la cara por el partido» aún en las peores circunstancias. Precisamente una de las armas que blanden contra la exvicepresidenta sus críticos es haber mirado los toros desde la barrera mientras otros, como Cospedal, Casado o Fernando Martínez-Maillo, respondían ante los medios de comunicación en medio de escándalos como 'Gürtel' o los papeles de Bárcenas. El candidato a la Presidencia del PP no se quedó ahí. En una entrevista en Antena 3 criticó la 'operación diálogo' con los independentistas, de la que Sáenz de Santamaría fue la máxima responsable. Según reprochó Casado, «ciertas coordinaciones no salieron bien».

Cortejo a Cospedal

Con la negativa de Casado a integrarse en la candidatura de Sáenz de Santamaría ganan protagonismo los cerca de 800 compromisarios afines a Cospedal, en cuyas manos podría estar la elección del próximo líder del PP. La exvicepresidenta reveló que tuvo un encuentro con la secretaria general. «Hemos estado juntas, ha sido una conversación muy cordial, pero yo no puedo contarlo aquí, son conversaciones privadas», señaló.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos