Rivera propone multar a quienes organicen homenajes a terroristas

Ciudadanos presentará esta semana en el Congreso una propuesta para reformar la ley de víctimas del terrorismo

M. E. ALONSO

MADRID. Ciudadanos quiere acabar con los homenajes a etarras. Después de que Iñaki Igerategi e Ignacio Otaño, que colaboraron en el asesinato del exjefe de la Policía local de Andoain, Joseba Pagazaurtundua, fueran recibidos hace dos semanas por unas 200 personas con aplausos y gritos de apoyo en este municipio guipuzcoano, la formación liberal decidió registrar esta semana en el Congreso un proyecto de ley para que se pueda sancionar administrativamente a los convocantes de este tipo de actos. «Me parece intolerable que en democracia se celebren homenajes a quienes han asesinado a personas inocentes», remarcó ayer el presidente del partido, Albert Rivera.

Para el líder centrista estos actos son «intolerables» y «por respeto» a las víctimas y «a nosotros mismos» deben tener, al margen de la vía penal, una sanción administrativa. Con ese objetivo, Ciudadanos propondrá que el Parlamento lleve a cabo una reforma de la Ley de Reconomiento y Protección Integral de las Víctimas del Terrorismo. Una iniciativa que, según fuentes de la dirección naranja, han hablado ya con asociaciones de víctimas.

Tras la reunión del Comité Permanente del partido, Rivera se mostró muy crítico con que nadie hasta ahora «haya evitado o haya querido evitar» los homenajes a miembros de ETA en el País Vasco y Navarra que, remarcó, «nos humillan y nos avergüenzan». El dirigente liberal apuntó que, si es cierto que existe un vacío legal, lo que hay que hacer es dotar al Estado de los mecanismos necesarios para que no lo haya.

Por ello, Ciudadanos quiere establecer por ley una nueva horquilla de multas para sancionar como infracciones leves, graves o muy graves a los convocantes de estos actos, aunque el líder centrista no quiso desvelar aún a cuánto podrían ascender las cuantías.

Últimos actos

La Fiscalía ha abierto una investigación sobre el recibimiento de Andoain, que contrarrestó el PP vasco con la presencia en la localidad guipuzcoana de varios cargos exhibiendo fotos de Pagazaurtunda sonriente, mientras denunciaban la «inmoralidad y la indignidad» de lo que estaba sucediendo.

Una semana después, el etarra Lander Maruri fue recibido con honores en la localidad vizcaína de Santurce por sus paisanos, tras abandonar la cárcel de Dueñas, en Palencia. Maruri cumplió una condena de veinte años por su complicidad en el asesinato de un guardia civil en 2007.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos