Rivera ve en el avance de Ciudadanos un crecimiento sólido y no «coyuntural»

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y el exministro italiano, Mateo Renzi, ayer, tras su reunión de trabajo en Roma. :: r. c./
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y el exministro italiano, Mateo Renzi, ayer, tras su reunión de trabajo en Roma. :: r. c.

El líder de la formación liberal saca pecho frente al desdén de Rajoy y Sánchez pero pide a los suyos prudencia

M. E. ALONSO

madrid. Prudencia. Ese es el mensaje que Ciudadanos se afana en transmitir de puertas afuera tras la ola de encuestas que le dan una subida generalizada de escaños e incluso auguran un 'sorpasso' naranja en las próximas generales. El viento sopla a su favor y la satisfacción en las filas del partido es más que evidente. Así lo constató ayer su presidente, Albert Rivera, que, por primera vez, sacó pecho del avance de su partido a costa principalmente del PP. «Son solo encuestas y hay que ver cómo evoluciona, pero yo vaticino que es más estructural que coyuntural», remarcó.

Aunque Cataluña ha sido «artífice» de ese crecimiento tras la victoria de Inés Arrimadas en las autonómicas de diciembre, el líder de Ciudadanos cree que muchos españoles quieren también un «nuevo proyecto» para España alternativo a los «coletazos» del bipartidismo.

En declaraciones a los periodistas en Roma tras reunirse con el ex primer ministro de Italia y líder del Partido Democrático, Matteo Renzi, Rivera recordó que ya desde las elecciones europeas de 2014 PP y PSOE vienen representando poco más del 50% del electorado, frente al 80% de otras épocas. En todo caso, el dirigente liberal insistió en que «es pronto para sacar conclusiones».

El líder naranja cree que Rajoy no adelantará la cita con las urnas y ha ordenado ya a su equipo seguir los planes de expansión del partido, especialmente en los pequeños municipios y zonas rurales, para superar el estigma de que Ciudadanos es Cataluña, Madrid y poco más. Rivera quiere que la formación llegue en las mejores condiciones posibles a las europeas, municipales y autonómicas del 2019 para consolidarse como alternativa de Gobierno.

En las filas del partido conservador, sin embargo, nadie a día de hoy contempla que Ciudadanos pueda situarse, como auguran las encuestas, a la cabeza en porcentaje de voto. Ni tan siquiera que los resultados en Cataluña se puedan extrapolar. «El souflé es cambiante», remarcó ayer el presidente del Gobierno en una conversación informal con periodistas en el Palacio de la Moncloa.

Rajoy volvió a insistir, como ya hiciera el lunes ante la Junta Directiva Nacional, en que «Ciudadanos es un competidor más» y que los sondeos no son más que una fotografía de lo que piensa la gente «en un momento concreto» y no el rsultado de las elecciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos