Rivera acusa al PSOE de alinearse con los nacionalistas en la polémica de la lengua

El líder de Ciudadanos afirma que los socialistas «no tienen remedio» y siempre se sienten más cerca de los soberanistas

R. C.

madrid. Albert Rivera acusó ayer al PSOE de alinearse junto a los nacionalistas para impedir que el castellano aumente su presencia en los centros educativos de Cataluña. El líder de Ciudadanos llegó a esta conclusión después de que el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, dijera ayer que estaba «muy de acuerdo» con el PSOE en que el Gobierno de Mariano Rajoy «no puede aprovechar la aplicación del 155 para cambiar la política lingüística en las escuelas catalanas».

Rivera escribió en su cuenta de Twitter que el PSOE no tiene «remedio» en esta cuestión. «El PSOE impidió junto a ERC que se aprobara la ley de Ciudadanos para la alta inspección educativa del Estado. Ahora se posiciona con los nacionalistas en contra de que el castellano sea lengua vehicular junto al catalán. No tienen remedio...».

El presidente de Ciudadanos ya marcó distancias el viernes con el Gobierno, al que emplazó a llevar a cabo la reforma para que el castellano tenga mayor presencia en las aulas catalanas al margen de esta coyuntura política. Exigió que aplique las sentencias judiciales que reconocen el derecho de los padres a escoger la lengua vehicular de la enseñanza de sus hijos más allá del periodo de aplicación del artículo 155 de la Constitución. Ahora ha extendido el pulso a los socialistas por su posición, a su juicio, ambigua.

Otro miembro de la dirección de Ciudadanos, la responsable de política municipal, Begoña Villacís, reclamó también ayer al Gobierno de Rajoy que deje de amagar y «despierte» y empiece a «defender y garantizar» los derechos de los niños en Cataluña para elegir el castellano como lengua vehicular.

Villacís, también portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Madrid, señaló que su partido defiende «el trilingüismo para que la educación en Cataluña se imparta en español, catalán, y también en inglés», una opción que debería haberse garantizado «hace muchísimos años» en Cataluña.

La dirigente liberal se quejó de que en esta polémica «todo el mundo» hable del castellano y el catalán pero «nadie» del inglés, un idioma que todos los padres quieren que hablen sus hijos. Villacís subrayó que en Cataluña lo que ha votado «mayoritariamente» la gente es a Ciudadanos, el partido que defiende «seguir siendo españoles, catalanes y europeos». Y eso, remató, se «garantiza a través del trilingüismo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos