«Rivera acabará aprobando los Presupuestos de Mariano Rajoy»

Sánchez, en un momento de la entrevista el jueves en Bilbao. :: Luis Ángel Gómez
/
Sánchez, en un momento de la entrevista el jueves en Bilbao. :: Luis Ángel Gómez

El socialista sostiene que si su partido tiene poca visibilidad es porque «no está en el regate corto» y se reivindica como única alternativa al PP Pedro Sánchez Secretario General del PSOE

KOLDO DOMÍNGUEZ BILBAO.

«Estoy bien, con ganas». Pedro Sánchez (Madrid, 1972) camina con paso decidido en esta segunda etapa al frente del PSOE. De lo que le ocurrió en la primera - «al fin y al cabo me pasó lo mismo que a muchos españoles con la crisis, te caes y te tienes que volver a levantar», dice- ha «reflexionado» y tomado nota. De ahí sus últimos movimientos para modificar los estatutos del partido. Asegura que el ruido y el enfrentamiento interno son cosa del pasado, aunque aún queden rescoldos.

-¿Qué dice de la política española y sus políticos que el tema de debate de la última semana sea una canción de Marta Sánchez?

-Hay temas mucho más importantes que eso. Sin duda alguna. El otro día critiqué que la derecha se felicitara por una letra para el himno pero en cambio el Gobierno no ponga letra a las soluciones del problema catalán. En fin, también es consecuencia de la sociedad política y mediática, y subrayo mediática, en la que vivimos. Es una sociedad 'inmediática' donde en muchas ocasiones cuesta diferenciar lo que es transcendente de lo accesorio. Y lo del himno es accesorio.

«Los líderes del secesionismo que huyen de la Justicia sólo demuestran cobardía»«No englobaría la polémica de ARCO junto a otros síntomas de retroceso en la libertad de expresión»

-Un libro secuestrado, un rapero a la cárcel, una muestra retirada en ARCO. ¿Qué está ocurriendo?

-La última no la englobaría con las otras dos, que me parecen bastante sintomáticas del retroceso que ha habido en la libertad de expresión y libre de manifestación a consecuencia de la ley mordaza, que estamos intentando derogar.

-¿Por qué esa diferencia?

-Por que obligar a ARCO a exponer algo... ARCO tendrá su capacidad de decidir lo que expone y lo que no. Y unas son sentencias judiciales y la otra una decisión de una entidad privada.

-¿Por qué a usted o al PSOE les está costando tener más protagonismo en la agenda política nacional?

-Nosotros no estamos en el regate corto. El PSOE está en la construcción de un proyecto progresista, europeísta y modernizador para el país.

-Da la sensación de que la crisis catalana y el choque PP-Ciudadanos les han dejado en segundo plano.

-Tenemos a un Gobierno que no gobierna y al principal apoyo de ese Gobierno que no apoya. Y además está la amenaza de esa marea neoconservadora y neorrecentralizadora cuya única propuesta es el recorte de derechos y libertades y el cuestionamiento de la diversidad territorial del país. Y lo estamos viendo en el cuestionamiento de las lenguas cooficiales o planteamientos duros como la ley mordaza. El único partido que representa la izquierda de gobierno y puede vencerles en las urnas es el PSOE.

-Usted ha dejado claro que no va a apoyar los Presupuestos de Rajoy. ¿Los sacará adelante, habrá adelanto electoral?

-Creo que Rivera acabará apoyando los Presupuestos de Rajoy.

- Hablemos del PSOE. ¿No está cansado de tanto jaleo interno?

-Creo que eso pasó de moda. El pasado sábado tuvimos un comité federal donde aprobamos nuestras normas de participación interna y no hubo ni un solo voto en contra ni abstención. El PSOE está unido y preparando las elecciones de 2019

-Pero Felipe González dice que no se siente representado, Susana Díaz no acudió a ese comité federal, Rubalcaba amaga con no acudir a una invitación suya...

-Nosotros somos un partido grande, de izquierdas, no somos un cuartel. Eso se lo dejamos a los de derechas. Pero es evidente que existe un respaldo, no ya mayoritario, sino unánime desde el punto de vista ideológico y político a la línea que sigue el partido. Esas cuestiones que comenta son menores o de agenda.

-Pero si necesitaba aprobar un nuevo reglamento interno que quita poder a los barones...

-Lo que hemos hecho es cumplir con la palabra dada y con las resoluciones del 39º Congreso federal. Principalmente tres. Allí nos comprometimos a convertir al PSOE en el partido más transparente, paritario y democrático de España. Además, después de lo del 1 de octubre y mi dimisión y la posterior investidura de Mariano Rajoy, la militancia consideró acertadamente que se había tomado una decisión a espaldas de su opinión e impulsaron que se celebraran consultas. Y por último, el PSOE necesita una dirección federal fuerte.

-Habla de un partido unido, pero usted ha rechazado apoyar a Elena Valenciano como presidenta del Grupo Socialista en el Parlamento Europeo.

-¿Cuántos meses quedan para las elecciones europeas? Poco menos que 15 meses. Elena Valenciano es vicepresidenta de ese grupo porque esta dirección la ha apoyado. Lo transcendente para el socialismo español es que, y es mi compromiso, una mujer cualificada y preparada sea la cabeza de lista del partido en esas próximas elecciones y que aspire a esa presidencia durante toda la legislatura, no sólo 15 meses.

-¿Cómo salimos del embrollo catalán?

-Formando Gobierno.

-¿Y para lograrlo?

-Pregúnteselo a los independentistas. Tienen que sacar consecuencias de lo ocurrido estos siete meses. Tienen una mayoría parlamentaria pero una minoría social, importante pero minoría. Así que la imposición y la unilateralidad no debe ser la guía de conducta del nuevo gobierno.

-¿Y si no, elecciones?

-Creo que no habrá elecciones autonómicas.

-¿Qué le dice que Puigdemont y Anna Gabriel estén fugados y Junqueras encarcelado?

-De Cataluña salieron más 3.000 compañías por todo lo ocurrido. Hay una fractura emocional y social muy importante. El que los líderes de ese proceso no asuman sus potenciales consecuencias judiciales o penales y huyan mientras los catalanes sufren las consecuencias de lo que han hecho sólo demuestran cobardía.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos