«La respuesta debe ser muy gallega, porque no puede ser riojana»

Los periodistas siguen la declaración de Rajoy. :: AFP PHOTO
Los periodistas siguen la declaración de Rajoy. :: AFP PHOTO

El presidente del Gobierno tiró de ironía en varias de sus respuestas

LA RIOJA LOGROÑO.

Durante las casi dos horas en las que compareció como testigo en el juicio del caso Gürtel, el presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, pronunció varias frases dignas de su manera de expresarse. Incluso el juez tuvo que recriminar algunas de sus respuestas, a veces cargadas de ironía y de retranca.

Aunque la anécdota de la sesión fue, sin duda, cuando al presidente le preguntaron por un viaje a Canarias en el año 2004 cuyo pago Rajoy justificó de la siguiente manera: «Lo pagó mi partido hasta donde yo sepa», una respuesta que el letrado calificó de «contestación gallega». «La respuesta debe ser muy gallega, porque no puede ser riojana», aseguró.

Además de mención -anecdótica o no- sobre la Comunidad Autónoma de La Rioja, Mariano Rajoy dejó diferentes perlas que, a buen seguro, van a ser repetidamente emitidas las cadenas de radio y canales televisivos.

«Oiga, yo lo siento mucho pero las cosas son como son y a veces no son como a uno le gustaría que fueran», le respondió al letrado Benítez de Lugo cuando éste le ha vuelto a preguntar sobre las actividades de Correa. Es más, preguntado de nuevo por su relación con el cabecilla de la trama Gürtel, insistió: «Ya se lo he explicado con meridiana claridad pero no tengo ningún inconveniente en volver a reiterárselo».

Interrogado más adelante sobre diferentes actos del partido organizados por la trama Gürtel en Valencia, el presidente aseguró: «Este fin de semana he estado en un acto en Bilbao. ¿Alguien en sus cabales puede pensar que yo sé quién ha organizado el acto del PP en Bilbao? Me parece que es una cosa de sentido común».

Fue a las 11.58 horas cuando Rajoy se despidió con un lacónico adiós al tribunal y enfiló hacia la sala de testigos, ante la perplejidad de dos mujeres sentadas entre el público. «¿Y no le podemos saludar?. Vinimos para eso». Pero esta vez había venido a otra cosa.

Fotos

Vídeos