Reclusos de la banda intentan salir del primer grado

LOURDES PÉREZ SAN SEBASTIÁN.

Algo se mueve, de forma lenta y aún embrionaria, entre los reclusos de ETA en las cárceles españolas. Los internos vinculados a la organización terrorista han protagonizado dos actuaciones encadenadas para intentar mejorar su situación penitenciaria. La primera, la activación de las peticiones de cambio de grado ante las juntas de tratamiento de cada centro y, ante las primeras negativas, la elevación de los correspondientes recursos -algo más de veinte- ante el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional. La segunda, según fuentes judiciales consultadas por este periódico, pasa por sumarse a los programas de adaptación y superación del régimen de reclusión más exigente del Ministerio de Interior.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos