Rajoy emplaza a Puigdemont a rectificar de manera voluntaria a dos semanas del referéndum

Detalle de un cartel colgado ayer en Barcelona. :: josep LAGO / afp
Detalle de un cartel colgado ayer en Barcelona. :: josep LAGO / afp

La publicación de la orden de Hacienda en el BOE activa el plazo de 48 horas para que la Generalitat congele el presupuesto

NURIA VEGA

madrid. Poco más se puede decir cuando las posiciones se han definido y resultan antagónicas. Sólo queda ver hasta qué punto las advertencias se traducirán en hechos. Y, mientras tanto, a 14 días del referéndum, instar al contrario a la reflexión. Mariano Rajoy, que el viernes avisó a Carles Puigdemont de que su desafío terminará por «obligar» al Gobierno a llegar allá donde no quiere, reclamó ayer a los independentistas un cambio de rumbo y una vuelta a la «racionalidad». En otras palabras, lo tradujo al gallego, un poco de «sentidiño».

El jefe del Ejecutivo se encontraba este sábado de visita en Santiago de Compostela para participar en el simposio sobre el primer presidente de la comunidad, Gerardo Fernández Albor. Y a 900 kilómetros del Palau de la Generalitat, donde el Gobierno catalán y 700 alcaldes se afianzaron en su intención de votar el 1 de octubre, Rajoy señaló que los secesionistas están a tiempo de reconsiderar su hoja de ruta. «Cuando uno es capaz de rectificar, debe pensar que todo lo bueno se puede producir para él y, sobre todo, para los demás», apuntó.

En la Moncloa preocupa el desafío de los alcaldes, a los que la Fiscalía ha comenzado a citar como investigados. «Se les pide sólo que cumplan la ley y que no colaboren en la celebración de un referéndum ilegal; es algo muy razonable», apostilló ayer el presidente del Gobierno.

«La señora Colau ha dicho que no va a ceder locales y mientras sea así, nada que apuntar», afirma

Quien más despista al Ejecutivo es, sin embargo, la alcaldesa de Barcelona, que aun habiendo anticipado que no facilitará espacios para la consulta, respalda a los regidores que sí van a colaborar. «La señora Ada Colau ha dicho que ella no va a ceder locales y mientras no los ceda, no tenemos nada que apuntar», advirtió Rajoy.

¿Es el 155?

Porque lo que sí reiteró el presidente es que en dos semanas no habrá referéndum. El vicesecretario de Política Regional del PP, Javier Arenas, defendió ayer que no son «tiempos de tibieza» y el Gobierno insiste en que no renunciará a ninguna medida -se entiende que coercitiva- para restituir la legalidad. Pero Rajoy prefiere no hablar de lo que «puede suceder en el futuro». Sí trasladó su convicción de que las aguas «volverán pronto a su cauce» y confesó que prefiere que esto ocurra por «un acto voluntario de quienes están dando este espectáculo».

De momento, el BOE publicó ayer el acuerdo para intervenir las cuentas de la Generalitat. La orden permitirá a Hacienda interrumpir las transferencias a Cataluña y pagar directamente los servicios públicos básicos. La inclusión en el boletín implica, además, que Carles Puigdemont tiene de plazo hasta mañana para congelar el resto de partidas y evitar desvíos al referéndum. Desde el Ministerio de Cristóbal Montoro se negó que se trate de una aplicación encubierta del artículo 155 de la Constitución. A día de hoy, defendieron, ninguna competencia se ha suprimido.

Fotos

Vídeos