Rajoy confiesa a Feijóo que no anunciará su adiós con antelación

N. V. MADRID.

Si Mariano Rajoy cumple lo que una vez le confesó a Alberto Núñez Feijóo, su retirada sólo se conocerá cuando ya sea un hecho consumado. «Un día me explicó un político que cuando se vaya, dará una rueda de prensa y dirá: señores y señoras, comparezco ante ustedes para decirles que me he ido. (...) Ese político tiene mucha inteligencia y se llama Mariano Rajoy», desveló ayer el presidente de Galicia.

Y ese día es posible que Núñez Feijóo sea parte interesada. Existe un consenso mayoritario en el PP sobre las opciones del barón gallego para suceder al líder del partido. Pero a más de dos años de que concluya la legislatura, tanto en España como en Galicia, al dirigente autonómico le parece «muy poco serio» y una «pérdida de tiempo» especular sobre su futuro. No cree que su mayoría absoluta en las urnas le convierta en sucesor natural, aunque ciertamente de sus palabras se deduce que tampoco se descarta para una carrera sucesoria que aún no ha comenzado.

Ese debate todavía no toca, cuando el futuro de Rajoy está por escribirse. La semana pasada, el jefe del Ejecutivo condicionó su candidatura a un tercer mandato a la «evolución» de la situación política. Núñez Feijóo consideró este lunes que la respuesta es de «libro». Es más, a su juicio, denota una «enorme responsabilidad». «El presidente sigue, el presidente va a agotar la legislatura y en el año 2020 responderá a su pregunta», pospuso en un desayuno organizado por Europa Press. Al acto, en Madrid, acudió también la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, otra de las opciones que suena como relevo de Rajoy.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos