Rajoy confía en que el PNV respete el marco legal

El presidente llama a todos los partidos a «hacer un esfuerzo para construir», aunque avanza su rechazo al derecho a decidir

M. V. / N. V.

madrid. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se mostró ayer muy ponderado a la hora de valorar la propuesta de nuevo estatus que el PNV presentó el miércoles en la ponencia de autogobierno del Parlamento Vasco. El dirigente del PP fue cuestionado ayer en el Foro ABC por la defensa del derecho a decidir que realiza el PNV. Respondió que él no comparte la reivindicación del derecho a decidir, pero tuvo buenas palabras hacia el partido nacionalista y confió en que la reforma estatutaria del Parlamento Vasco «respete los marcos y procedimientos que nos hemos dado entre todos».

En un ambiente de prenegociación presupuestaria -siempre y cuando la política catalana recupere cierta normalidad y se levante el artículo 155-, Rajoy evitó cualquier atisbo de confrontación con el PNV. «Las relaciones que tenemos aquí con el PNV son buenas», comenzó diciendo el presidente del Gobierno. «Son personas que han cumplido sus compromisos, nosotros también lo hemos hecho», apuntó.

Fuentes de la Moncloa señalaron a este periódico que el Gobierno será «prudente» a la hora de evaluar la propuesta del PNV porque tampoco quiere alterar el «clima de confianza» que mantiene con el partido vasco. Lo que sí dejan claro desde el Ejecutivo del PP es que Rajoy no comparte en absoluto la reivindicación del derecho a decidir y que, en ese aspecto, el acuerdo con el Estado es complicado.

Para el PSOE, la propuesta de los nacionalistas vascos conllevaría que «una comunidad decida de manera unilateral sobre su derecho a decidir», lo que supondría «romper con la soberanía nacional». En cualquier caso, los socialistas invitaron al PNV a acudir a la comisión territorial del Congreso, creada a iniciativa del PSOE. El portavoz de Ciudadanos en la Cámara baja, Juan Carlos Girauta, fue más contundente y valoró que el nacionalismo vasco se ha «contagiado» del independentismo catalán y su «cuento chino del derecho a decidir».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos