«Nos hemos quedado rezagados en algunos países»

«Nos hemos quedado rezagados en algunos países»

Crecen las críticas al Gobierno por su política de comunicación fuera de España

A. A.

madrid. Nunca antes, pese a la elevada inversión y los múltiples viajes, el soberanismo se había sentido más fuerte en Europa. En Alemania crece el número de representantes políticos que instan a una mediación para regocijo de Puigdemont, quien siempre ha soñado en sentarse frente a Rajoy de tú a tú y negociar en pie de igualdad. Las demandas de arbitraje, que antes estaban circunscritas a partidos radicales, llegan ahora desde las filas de los socialdemócratas y democristianos alemanes.

El presidente del Real Instituto Elcano, Emilio Lamo de Espinosa, alerta de que el secesionismo «ha realizado una tarea exitosa» en lo que se refiere a vender su mensaje en el ámbito internacional. «Nosotros nos hemos quedado rezagados, al menos en algunos países concretos», añade el sociólogo. Jorge Dezcallar, ex embajador en Estados Unidos y Marruecos, reconoce que «es verdad que los que están violando las leyes y dicen ser demócratas están manejando bien la política de la imagen y la comunicación». El también exdirector del CNI apunta además que éste es un terreno en el que el Gobierno podría mejorar.

Para el dramaturgo Albert Boadella, presidente de la imaginaria Tabarnia, el Ejecutivo «lo ha hecho bastante mal». Mientras el soberanismo azuza en el exterior la leyenda negra de España, desde Madrid no se ha hecho un esfuerzo para explicar la situación real en otros países, sostiene.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos