«Puigdemont tiene más vidas que un gato»

Hombre de Estado. «Con Tarradellas nunca habríamos llegado a esto». :: pablo tribello
/
Hombre de Estado. «Con Tarradellas nunca habríamos llegado a esto». :: pablo tribello

«El 'procés' que está en la calle es imparable, el 'seny' catalán está ahora mismo en la UVI» Albert Arbós Periodista

ARANTZA FURUNDARENA

Con 22 años fue testigo de cómo se gestó el 'Ja sóc aquí'. Y lo relató en 'Tarradellas: la conciencia de un pueblo'. Hoy, a los 62, directivo de una prestigiosa empresa de comunicación, a Albert Arbós «por pura curiosidad periodística» le encantaría vivir en directo la vuelta de Puigdemont, «aunque -advierte- no tiene el fuste político de Tarradellas».

- ¿Qué hacía con 22 años en el avión de Tarradellas?

- Un año antes había ido a entrevistarle en el exilio. La entrevista empezó mal, estuvo a punto de echarme de su casa. «¡Qué verde está usted!», me decía...

- Pero luego le cogió cariño.

- A base de escribir sobre el tema casi me convertí en el nieto periodista de Tarradellas. Eso hizo que pudiera estar en su avión cuando aterrizó en El Prat. También viví de cerca su primera reunión con Suárez, que resultó fatal.

- Sin embargo, Tarradellas dijo que había ido muy bien.

- Quería que todo fuera un camino de rosas hasta la reunión con el Rey, porque pensaba que se entenderían. Y así fue. Tras esa reunión se dibuja toda la operación que culminó con su regreso.

- ¿Ahora la historia se repite como farsa?

- Quizás en algún momento Puigdemont ha querido repetir la historia de Tarradellas en el exilio, aunque yo no llamaría exilio a lo que él está viviendo.

- Puigdemont no es Tarradellas.

- Yo no dudo de su buena fe, pero no tiene su fuste político, ni su pragmatismo, ni su 'savoir faire'. Tarradellas era un hombre de Estado y no era independentista. Con él nunca habríamos llegado a esto.

- ¿Reconocería aquel honorable la Cataluña de hoy?

- Quizás sí. Él decía: «Cataluña está bajo el poder de una dictadura blanca». Se refería a que el pujolismo dominaba todos los rincones. Y veía que se estaba alimentando una situación que luego nos ha traído hasta aquí. Toda la semilla la puso Pujol. Y luego la bestia se les ha ido de las manos.

- ¿Qué lección deberían aprender de Tarradellas los políticos catalanes de hoy?

- El realismo. Lo que no se puede hacer es arrastrar a la mitad de un pueblo hacia la frustración por un proyecto que sabes que hoy día es totalmente inviable.

- ¿Han perdido el 'seny' los nacionalistas catalanes?

- Digamos que el 'seny' catalán está ahora mismo en la UVI.

- «En política se puede hacer de todo menos el ridículo», dijo Tarradellas...

- Ahora estamos viviendo circunstancias ridículas. No soy amigo de Puigdemont pero le conozco, es buena gente. Puede parecer frívolo, pero él está convencido de que lo que hace es por el bien del país.

- «Esto se ha terminado», ha escrito. ¿Miente?

- No miente. Actúa en caliente y por intuición. Es un tío muy osado. Pero creo que se ha dado cuenta de que su proyecto no es viable.

- ¿Y por qué no se aparta o rectifica?

-Quizás se habrá planteado tirar la toalla. Pero no lo hará porque, a toda esa gente que se ha echado a la calle con su careta, ¿cómo le dices que la independencia no es posible? Lo quemarían en la hoguera. Piense que la palabra más repetida hoy en Cataluña es traidor.

- ¿Sacrificarán a Puigdemont como él se teme?

- La historia de Puigdemont no acaba con esto. Él puede tener más vidas que un gato. Es listo, y no va a morirse así como así.

- ¿No estamos entonces ante el final del 'procés'?

- Los partidos independentistas acabarán a tortas. Pero el 'procés' que está en la calle es imparable.

- ¿Y a usted personalmente cómo le ha afectado?

- Afecta en todo. En el trabajo, contratos, inversiones, planes de futuro... Yo, en lo personal, he llegado a discutir con amigos pero no he dejado de hablarme con nadie.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos