Puigdemont pide recusar a los jueces que le investigan por desobediencia

El presidente de la Generalitat afirma que los tribunales españoles no son imparciales para juzgar causas del proceso soberanista

C. REINO

barcelona. El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el consejero de la Presidencia, Jordi Turull, presentaron ayer un escrito en el TSJC, según el cual piden la recusación de los cuatro magistrados que instruyen la causa penal contra los miembros del Gobierno catalán por haber firmado el decreto de convocatoria del referéndum del próximo 1 de octubre.

Puigdemont y sus consejeros están siendo investigados por el alto tribunal catalán por los delitos de desobediencia, prevaricación y malversación. Según el auto de admisión a trámite de la querella presentada por la Fiscalía, los miembros del Gobierno catalán utilizaron «arbitrariamente» sus «potestades» al convocar un referéndum sobre la independencia, que «notoriamente se sabe» va en contra del «ordenamiento jurídico» y vulnera «frontal, abierta y groseramente» los mandatos del Tribunal Constitucional, según la resolución judicial.

Puigdemont reclama que los cuatro magistrados que le investigan no intervengan en el proceso judicial, al entender que no son imparciales y porque considera que la querella de la Fiscalía obedece a un «conflicto de naturaleza política». Según los argumentos de la Generalitat, los tribunales españoles y el TSJC «no son imparciales para juzgar causas que tienen origen en un conflicto de naturaleza política como en el que nos ocupa».

Se trata de jueces, en opinión de la defensa del Gobierno catalán, que han sido elegidos por el Consejo General del Poder Judicial que a su vez ha sido escogido por Las Cortes, en las que «tiene mayoría más o menos amplia el Gobierno de turno».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos