Puigdemont pide «oposición democrática» al 155

Puigdemont pide «oposición democrática» al 155

Mantiene su intención de hacer efectiva la república | El Govern, que no se da por destituido, debate hoy la posibilidad de convocar unas elecciones «constituyentes» a finales de año

CRISTIAN REINO / AGENCIASBarcelona

Carles Puigdemont ha llamado esta mañana a la ciudadanía catalana a ejecutar una “oposición democrática a la aplicación del artículo 155”. “Es la consumación de una agresión premeditada a la voluntad de los catalanes que de manera muy mayoritaria y a lo largo de muchos años nos hemos sentido nación de Europa”, ha afirmado desde las escalinatas de la Delegación del Gobierno en Girona.

Puigdemont, el día después de ser destituido por el Gobierno central en virtud de la aplicación del 155, ha pronunciado un discurso institucional, emitido por TV-3, pero eso sí, ha evitado que fuera desde el Palau de la Generalitat. “El mensaje que quisiera dirigir es que tengamos paciencia, perseverancia y perspectiva”, ha pedido a la ciudadanía.

Más información

Aun así, el dirigente nacionalista ha dado a entender que mantiene su intención de seguir en el cargo de presidente de la Generalitat. "En una sociedad democrática son los parlamentos los que eligen o cesan los presidentes", ha afirmado.

Ese es el mensaje que trasldaba el atril desde el que ha hablado y que contenía el escudo del Ejecutivo catalán. Hasta en dos ocasiones, ha asegurado que continúa con el trabajo. “Nuestra voluntad es continuar trabajando para cumplir los mandatos democráticos y al mismo tiempo buscar la máxima estabilidad y tranquilidad, entendiendo las dificultades lógicas que conlleva una etapa de esta naturaleza”, ha expresado.

“Seguiremos trabajando para construir un país libre”, ha asegurado. En cualquier caso, se ha mostrado dispuesto a lograr “más fraternidad con todos los pueblos del mundo, empezando por los pueblos de España con los que queremos vincularnos desde el respeto y el reconocimiento mutuos”, según ha señalado.

Puigdemont y su esposa pasean por Girona entre vítores y aplausos

Carles Puigdemont ha sido recibido este sábado con vítores y aplausos paseando por las calles del centro de Girona, ciudad de la que fue alcalde entre 2011 y 2016.

Varios usuarios de redes sociales han publicado vídeos de Puigdemont caminando por el centro de la ciudad junto a su esposa, Marcela Topor, mientras los ciudadanos aplaudían a su paso y clamaban 'President, president'.

Puigdemont ha posado con varios vecinos que le pedían fotografiarse con él y ha terminado en un restaurante de la plaza Independència de la localidad el día después de que el Parlament proclamara la República catalana y que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunciara el cese del Govern.

Puigdemont cree que la defensa de las instituciones debe abordarse “preservando” a la gente de la “represión y de las amenazas”. “Sin abandonar nunca una conducta cívica y pacífica. No tenemos ni queremos la razón de la fuerza” ha rematado. “No nos desviamos”, ha dicho. “Seguimos perseverando en la única actitud que nos puede hacer ganadores. Sin violencia, sin insultos, de manera inclusiva, respetando personas y símbolos, opiniones y también respetando las protestas de los catalanes que no están de acuerdo con lo que ha decidido la mayoría parlamentaria”, ha concluido.

Por su parte, el Gobierno de Mariano Rajoy ha rehusado este sábado valorar la declaración que ha realizado Carles Puigdemot porque ha sido cesado como presidente de la Generalitat "a todos los efectos". Por eso, ha remitido al ámbito judicial cualquier paso o conducta que pueda hacer a partir de ahora el expresidente catalán, según han informado fuentes de Moncloa.

Ante la declaración, el Gobierno ha señalado que ya no valora las declaraciones de Puigdemont, que "ha sido cesado a todos los efectos". Según las mismas fuentes, "la calificación de sus conductas corresponde al ámbito judicial".

Además, el Ejecutivo espera que las nuevas elecciones en Cataluña permitan devolver la "dignidad" a las instituciones de Cataluña tras el "deterioro" que han sufrido durante el Gobierno de Carles Puigdemont, han manifestado las fuentes consultadas.

El Govern debate la convocatoria de «constituyentes»

El Govern, que no se da por destituido, tiene previsto reunirse durante el día de hoy con diversas tareas sobre la mesa, entre ellas debatir la posibilidad de convocar unas elecciones "constituyentes" para finales de año, han explicado diversas fuentes soberanistas.

El abogado de Puigdemont dice que las elecciones son un «uso abusivo» del 155

El abogado de Carles Puigdemont en la causa contra el Govern por el referéndum del 1 de octubre, Jaume Alonso-Cuevillas, ha asegurado en una entrevista de Rac1 que la convocatoria elecciones en Cataluña por parte de Mariano Rajoy apelando al artículo 155 de la Constitución es hacer "un uso abusivo y desviado de lo que prevé el texto constitucional".

Ha recordado que el articulado dispone que el Gobierno central podrá dar instrucciones a las autoridades de la comunidad autónoma afectada, y ha afirmado que de ahí a cesar cargos electos y convocar elecciones hay "dos saltos mortales que la propia Constitución no ampara".

Ayer, después de que el Parlament aprobase una resolución, con los votos de Junts pel Sí y la CUP, en la que se declara un "Estado independiente en forma de república", el Govern de Carles Puigdemont ya se reunió por la tarde para tomar las primeras decisiones, pese a que el Ejecutivo de Mariano Rajoy ordenó su cese, en aplicación del artículo 155 de la Constitución, disolvió el Parlament y convocó elecciones autonómicas para el 21 de diciembre.

Los miembros del Govern no contemplan acatar su cese y preparan los siguientes pasos a dar para desarrollar el encargo recogido en la resolución aprobada ayer por el Parlament.

Sobre la mesa, según las fuentes soberanistas consultadas, figurará el análisis de los escenarios que se abren a partir de ahora, incluida la posibilidad de convocar elecciones "constituyentes" para antes de final de año.

En la resolución independentista votada ayer, el Parlament instaba al Govern a aprobar los decretos y resoluciones que sean necesarios para desarrollar la ley de transitoriedad jurídica -que creaba un marco legal catalán-, que suspendió el Tribunal Constitucional.

Fotos

Vídeos