Puigdemont califica a Josep Borrell de «ultra»

El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que se encuentra en Berlín a la espera de que la justicia alemana resuelva su entrega o no a España, cargó ayer con dureza contra el nuevo ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, al que calificó de «ultra» y «radical», tanto por sus manifestaciones contra el secesionismo, cuando habló de desinfectar las heridas causadas por el proceso, como por participar en actos de Sociedad Civil Catalana, que el dirigente nacionalista también considera una organización «ultra». «Ha tenido una actitud de irresponsabilidad política al querer crispar un debate y una situación», aseguró en Rac-1. Puigdemont arremetió también contra el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlasca, y el de Cultura, Màxim Huerta, cuyos nombramientos ve «inquietantes». En el independentismo hay opiniones de todo tipo sobre el nuevo Gobierno central. Ha generado «expectativas por encima de sus posibilidades», según opinó Puigdemont. «Si es por los perfiles de los ministros, es para salir corriendo», señaló. En cambio, Marta Pascal, coordinadora general del PDeCAT, tuvo palabras más amables hacia el Ejecutivo de Sánchez. «Su discurso suena bien, estamos pendientes de cómo se concreta», dijo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos