Puigdemont avisa de que la hacienda catalana está lista

El presidente de la Generalitat acusa al Gobierno de usar las «cloacas del Estado» contra Cataluña

C. REINO BARCELONA.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, afirmó ayer que la agencia tributaria catalana está «a punto» para asumir, «cuando sea necesario, los impuestos que todavía pasan por la hacienda española».

Puigdemont, tras firmar un convenio con las diputaciones catalanas en materia fiscal, dio por terminada la primera fase de «construcción de la nueva hacienda catalana», según la cual la Generalitat pasará a gestionar el 100% de los impuestos sobre los que tiene competencias autonómicas, que en estos momentos se sitúan en torno al 10% del total.

Y es que, se da la circunstancia, de que mientras el Gobierno catalán pide la plena soberanía fiscal, en la actualidad ni siquiera asume el conjunto de funciones fiscales que tiene asignadas en materia de tributos en virtud de sus competencias autonómicas. Por ejemplo, mantiene externalizados a los registradores de la propiedad -que dependen del Ministerio de Justicia- la gestión del impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados y el de sucesiones y donaciones.

Una contradicción para un Gobierno que advierte de que la independencia está a la vuelta de la esquina y con la que quiere acabar el titular de Economía, Oriol Junqueras, que en las últimas semanas ha presentado un nuevo sistema informático y ha ampliado el personal de la agencia tributaria catalana, con el objetivo de que a partir del 1 de septiembre Cataluña gestione todos los impuestos que tiene cedidos y se sitúe, según dijo ayer el presidente de la Generalitat, en el «camino» hacia «una Hacienda catalana completa».

La Generalitat reclama desde el año 2012 la plena soberanía fiscal, pacto fiscal, según la denominó Artur Mas, y entre los objetivos de la presente legislatura se encuentra la creación de una Hacienda catalana, como la futura estructura del Estado catalán, en caso de que la independencia llegue tras el referéndum del 1 de octubre.

Vulnera el estado de derecho

Mientras, un día después de que el Consejo de Garantías Estatutarias, el Constitucional catalán, cuestionara el procedimiento que quieren seguir los independentistas para aprobar la ley del referéndum de manera urgente, al «vulnerar» la Constitución y el Estatuto catalán, Puigdemont afirmó que este organismo «nos marca una guía de conducta, que siempre buscamos la manera de cumplir». El presidente de la Generalitat también reprochó al Gobierno central que «se apoye en las «cloacas del Estado» para «vulnerar el Estado de derecho» en Cataluña.

Fotos

Vídeos