El PSOE reprueba a CC OO y UGT por marchar junto al soberanismo

El PP y Ciudadanos lamentan el descrédito de los sindicatos por pedir la liberación de los políticos encarcelados

R. C. MADRID.

El PSOE mostró ayer su rechazo a la participación de UGT y Comisiones Obreras en la manifestación que se celebró el domingo en Barcelona para pedir la dirección de los dirigentes independentistas encarcelados por decisión del juez Pablo Llarena.

Las centrales sindicales estuvieron representadas en la concentración a través de sus líderes en Cataluña, algo que disgustó en la dirección federal de los socialistas. Según manifestó secretaria de Igualdad de los socialistas, Carmen Calvo, «nadie en este país está en la cárcel por sus ideas políticas». La exministra de Cultura en el primer Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero reconoció que el PSOE no es quien para decirle a los sindicatos cuáles deben de ser sus posiciones, pero, en cualquier caso, consideró «inentendible» la participación en la manifestación soberanista, que congregó a cerca de 300.000 personas.

Los socialistas no fueron los únicos críticos con los sindicatos. El coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maillo, consideró que con sus asistencia las centrales sindicales cuestionaron las bases del Estado de Derecho, lo que es una grave irresponsabilidad. «No me extraña el descrédito de los sindicatos», apuntó el dirigente del PP.

Ciudadanos también censuró la presencia sindical en la concentración. Albert Rivera dio por sentado que muchos trabajadores rechazan «el apoyo al secesionismo y a la impunidad que pedían» el domingo UGT y CC OO. El líder de los liberales indicó que actuaciones como ésta solo sirven para perjudicar la imagen de los sindicatos que, añadió, no han participado en ninguna de las movilizaciones del constitucionalismo. «Nunca estuvieron al lado de la Carta Magna, han preferido estar al lado del secesionismo y de Puigdemont», concluyó Rivera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos